Política

emol | Decisión del gobierno de no ir a Barbados es una jugada más en el ajedrez político

Alimentos, Importación, Bogotá, Colombia, Venezuela, Panamá, Panamá Papers
+VIDEO | Romelu Lukaku ficha por el Inter de Milán

Internacionalistas consultados por Tal Cual  coinciden en que la postura del gobierno tiene como fin manifestar sus límites y hacer saber sus exigencias para sentarse a negociar en Barbados: que las sanciones sean abolidas

El gobierno de Nicolás Maduro movió sus piezas en el ajedrez político luego de que la administración de Donald Trump anunciara sus nuevas sanciones , opina el internacionalista Nicolás Rojas, luego de que el Ejecutivo hiciera pública su decisión de no asistir este 8 y 9 de agosto a las mesas de negociación auspiciadas por Noruega en Barbados.

El especialista cree que la representación oficial volverá a las negociaciones en la isla caribeña, pues “sería costoso que la abandonase”. Rojas afirma que al Ejecutivo le conviene mantenerse en las negociaciones “ya sea para alargar su estadía en el poder o buscar nuevas estrategias para palear la emergencia humanitaria compleja que vive la nación”.

*Lea también:  En ocho meses han fallecido 49 pacientes renales en Lara

Cree poco probable que la comunidad internacional arremeta contra el régimen de Nicolás Maduro por su decisión, y afirma que esa postura forma parte del juego político en la que se hacen gestos y movimientos para reaccionar a una medida, en este caso, la de Estados Unidos, que consiste en el bloqueo de los activos de Venezuela.

Para el experto la presión que más pesa sobre el gobierno es la interna. Considera que el descontento de la población es la que abruma al mandatario venezolano porque aunque se quiere hacer ver que las sanciones son contra Venezuela, el pueblo sabe que no es así. “La gente sabe que de sus grifos no sale agua por la incompetencia del Estado y su fallida gestión, no por las sanciones», dice.

No es una patada Para la también internacionalista Mirna Yonis, retirarse por estos dos días de las mesas de negociación de Barbados, tal como lo anunció el Ejecutivo a través de un comunicado, “no es patear la mesa, es golpearla”.

Opina que con la decisión del gobierno se devela su intención de imponer condiciones claras: que sean las sanciones sean eliminadas.

Yonis recuerda que ya en una oportunidad la oposición tampoco asistió a las reuniones de Barbados, coordinadas por el reino de Noruega, en ese entonces en rechazo al fallecimiento en manos de cuerpos de seguridad del Estado del capitán Rafael Acosta Arévalo.

La internacionalista sostiene que en todos los procesos de negociación hay altibajos y este es uno. Al mismo tiempo, asevera que el gobierno de Maduro está debilitado políticamente porque ya no tiene el mismo apoyo de los países del mundo que tenía antes. En este sentido, afirma que la debilidad se evidencia en las alianzas y redes de intercambio del Ejecutivo.

Para la experta la coincidencia que existe en las nuevas sanciones impuestas por el gobierno de EEUU al de Venezuela con respecto a las que pesan sobre el territorio cubano, “es que son medidas unilaterales”.

“No son similares. Puede ser un camino que lleve a medidas parecidas, pero son tiempos distintos y contextos distintos”, aclara.

Considera que la cúpula del gobierno utiliza esa hipótesis para generar tensiones en pueblo venezolanos e incluso la diplomacia.