Internacionales

El Mercurio de Chile On Line | Muerte en sanatorio: Defensa asegura que no hubo error médico ni falta de insumos

Cadivi, Sanciones, Investigación, Panamá, Venezuela, Miami, Caracas
Los domingos ocurren el 61 % de las muertes de motociclistas por accidentes

Durante el programa La Lupa, emitido por Telefuturo, el abogado Ricardo Preda aseveró que el Sanatorio Migone, investigado por supuesta negligencia médica , no incurrió en ningún tipo de error médico ni de protocolo durante la asistencia al menor de 2 años fallecido el pasado lunes.

Sin embargo, a la fecha, aclaró, el nosocomio aún desconoce las causas que habrían ocasionado la muerte del pequeño Renato.

Preda sostuvo que el centro médico cuenta con un procedimiento de rigor que fue implementado durante la atención del pequeño. Según contó, a su ingreso fue derivado a la sala de observación tras hacerse la valoración de su cuadro.

Más sobre el tema: Muerte en sanatorio: Autopsia ordenada por Fiscalía ya no se puede realizar

Cronológicamente, el profesional detalló que el menor llegó alrededor de las 8.00 y 12 minutos después ya fue derivado al box correspondiente. Siendo las 8.14, prosiguió, fue atendido por dos profesionales pediatras de guardia que se encontraban en urgencias.

De acuerdo con su versión, presentó un cuadro respiratorio y fiebre muy alta por lo que le fueron suministrados, primeramente, los medicamentos para bajar la temperatura. Posteriormente, el niño fue sometido a un baño con agua templada para ayudar a regular su estado febril.

“El proceso de convulsión empieza a las 12.29 aproximadamente, entra en paro y se activa el código rojo”, relató. Esta situación se generó con el niño aún en sala de observación.

Nota relacionada: Muerte en sanatorio: “Era una cáscara de Renato lo que nos entregaron”

En ese sentido, Preda señaló que, por reglas internacionales, se puede mantener a un paciente en observación de urgencias hasta por seis horas, sin necesidad de que sea trasladado hasta una sala de internación.

“Comienza el código rojo y esto genera que bajen los profesionales de terapia intensiva y de la unidad coronaria, además de la permanencia del médico pediatra de guardia que estuvo con el menor”, precisó.

Respecto a la falta de insumos denunciado por la familia, el abogado aseveró que la unidad cuenta con un carro de paro en cada sala. Esto, según mencionó, está lacrado y dotado de insumos necesarios para los profesionales.

“Hay una cantidad específica de cada elemento en ese carro, pero dentro de la dinámica del proceso de reanimación pueden ir faltando los materiales. Por eso se recurre a la farmacia que está a unos 10 metros de donde es atendido”, sentenció.

En todo momento, Preda indicó que “nunca faltó nada en la secuencia de atención” y que eso puede corroborarse con los profesionales que intervinieron.

Con relación a la autopsia del menor, el profesional señaló que el procedimiento a instancias privadas suele ser habitual.

Sobre este punto, explicó que la necropsia privada es igual de válida que una autopsia liderada por el Ministerio Público dentro de un proceso penal. No obstante, puntualizó que dadas las circunstancias el perito de la Fiscalía cumpliría el rol de un testigo experto dentro de la investigación.

La versión que obtuvo la familia Rosa Angulo, abuela del niño fallecido, aún muy consternada, contó que el informe preliminar sobre la causa de muerte les fue dado de manera verbal.

La profesional de blanco les había indicado que el pequeño sufrió una crisis a consecuencia de una patología cardiaca que arrastraba desde hace tiempo.

Sin embargo, su familia aseguró que tal condición nunca existió. Al respecto, Angulo contó que, desde su nacimiento, su nieto presentó una obstrucción en la arteria pulmonar, que era continuamente monitoreada.

sentata santario Migone Un grupo de personas realizó una sentata para pedir Justicia por la muerte de Renato. Foto: Gentileza. La mujer detalló que el 30 de mayo pasado recibieron la última actualización respecto a este cuadro. En él, según precisó, se consta que la obstrucción no representaba un riesgo para el corazón.

“Su doctora nos dijo que solo iba a representar un peligro si su corazón se engrosaba, cosa que no ocurrió conforme a sus estudios. La patóloga que nos dio el informe forense nos dijo que el corazón estaba engrosado hace mucho tiempo y eso es mentira”, aseveró.

La hipótesis de los familiares de Renato es que tuvo una sobredosis de alguno de los medicamentos aplicados, o un error, y le dieron la droga incorrecta, pero eso se sabrá recién dentro de un mes, con la causa de muerte en los resultados de la autopsia.

La familia del pequeño clama por justicia y una respuesta que aclare las circunstancias del deceso del niño de 2 años. Este domingo un grupo de personas acudieron frente a las instalaciones del sanatorio donde realizaron una sentata.

El caso está a cargo de los fiscales Óscar Delfino y Belinda Bobadilla. El ministro de Salud, Julio Mazzoleni , informó que la Superintendencia de Salud ya tomó el caso e inició las investigaciones.