Economía

Israel en otra incierta definición electoral

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Ministra da Saúde diz que será uma deputada com muito entusiasmo se for eleita - Política - Correio da Manhã

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Israel celebra por primera vez dos elecciones parlamentarias en el mismo año, ante la expectante mirada del mundo por las amplias repercusiones que tienen los comicios para las perspectivas de una zona crucial del planeta. Los comicios que se realizarán el próximo martes muestran una reñida definición entre el actual primer ministro Benjamin Netanyahu y el líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz.

Las elecciones fueron convocadas debido a que Netanyahu fracasó en su cometido de formar un gobierno de coalición, después de los comicios realizados en abril.

Las últimas encuestas de intención de voto otorgan en dos casos el triunfo a Netanyahu y en el restante a Gantz, pero siempre por una estrecha diferencia.

Los tres sondeos indican que formar el próximo Ejecutivo volverá a dependen de las negociaciones entre partidos.

Las cifras que surgen de los sondeos muestran que el bloque derecha-ultraortodoxos que pretende Netanyahu obtendría 57 bancas y el de centro izquierda que busca formar Gantz, 42, ambos lejos de las 61 necesarias para el armado de una coalición -el Parlamento tiene 120 miembros- y dependiendo, en parte de la voluntad de Avigdor Lieberman, ya que su partido lograría 9 bancas. Su rol en el panorama político del país, lo convertiría en en un actor determinante para la formación del próximo Ejecutivo.

Diversidad. La fragmentación política que presenta Israel -un país de casi 9 millones de habitantes- determina que en las elecciones haya diversidad de protagonistas.

-LIKUD: formación de Benjamín Netanyahu, primer ministro desde hace una década. De marcado corte conservador y con programa de economía liberal, ha ido integrando cada vez más los planteamientos de la ultraderecha, con la que gobierna. Ha agudizado su apoyo a la expansión de los asentamientos y la anexión de parte de Cisjordania, sin rechazar formalmente la solución de dos Estados. Sin definirse un partido confesional, se suele aliar con sectores ultraortodoxos o sionistas religiosos.

Obtendría según las encuestas alrededor 32 bancas (obtuvo 35 en las pasadas elecciones de abril).

-AZUL Y BLANCO: coalición opositora formada en febrero por la unión de Yesh Atid (Hay Futuro, de Yair Lapid), Resiliencia Israel (de Benny Gantz) y Telem. En abril empataron a 35 escaños con el Likud. El exjefe del Estado Mayor Gantz vuelve a liderar la candidatura, que ha supuesto una alternativa real a Netanyahu. Con varios exmilitares de alto rango entre sus principales figuras, se define como un partido de centro y socialmente inclusivo y en esta campaña ha intensificado su carácter laico.

Obtendría según las encuestas alrededor de 32 escaños (35 en abril).

-ISRAEL NUESTRO HOGAR (Yisrael Beitenu): establecido por Avigdor Liberman en 1999, su base de votantes es la comunidad rusa (15% de la población) aunque busca otros apoyos. Tiene un carácter derechista y marcadamente laico.

Obtendría según las encuestas alrededor de 11 escaños.

-LISTA UNIDA: el comunista Hadash, el árabe laico Taal, la Lista Árabe islamista conservadora y el nacionalista Al Balad se unen como en 2015 para recuperar el voto perdido en abril, cuando se presentaron en dos listas separadas. Representan al sector árabe de Israel, el 20% de la población. Apoyan la solución de dos estados, aunque alguna de las formaciones lo consideran un paso intermedio para la creación de un solo estado democrático.

Obtendría según las encuestas alrededor de 10 escaños.

-YAMINA: es la alianza de los partidos ultraderechistas Hogar Judío, la Unión de Partidos de Derecha y Nueva Derecha, cuya líder, la exministra de Justicia Ayelet Shaked, encabeza la formación y propone mano dura contra Hamás en Gaza y la anexión de parte de Cisjordania.

Obtendría según las encuestas alrededor de 10 escaños.

-UNIÓN DEMOCRÁTICA: el nuevo líder del izquierdista Meretz, Nitzán Horowitz, encabeza esta alianza que incluye al Partido Verde, escindido del Laborista, y al Partido Democrático de Israel, recientemente creado por el exprimer ministro Ehud Barak. Propone negociaciones inmediatas con los palestinos sobre una solución de dos estados y revocación de la Ley del Estado Nación judía.

Obtendría según las encuestas alrededor de 7 escaños.

-JUDAÍSMO UNIDO DE LA TORÁ: representa a los judíos ultraortodoxos ashkenazíes (de origen europeo) y las cuestiones religiosas están en el centro de su programa, como preservar el carácter judío del Estado e impedir el reclutamiento de jóvenes que dedican su vida al estudio de la Torá. Su líder es Yaakov Litzman.

Obtendría según las encuestas 7 escaños.

-SHAS: encabezado por Arie Deri, ministro de Interior, representa a los judíos ultraortodoxos mizrahíes y su objetivo es fomentar el carácter judío del Estado.

Obtendría según las encuestas 6 escaños.

-LABORISMO: el Partido Laborista intenta recuperarse del descalabro que sufrió en abril (6 escaños) con la elección de un nuevo líder, Amir Peretz, que ha apostado por la unión con el partido de centro-derecha Guesher. Apoyan la solución de dos estados pero han minimizado sus posiciones con respecto a la cuestión palestina. Guesher se quedó fuera del Parlamento en las anteriores elecciones al no superar el 3.25%.

Obtendría según las encuestas alrededor 5 escaños.

-OTZMA YEHIDIT: Considerado extremista y racista, la mayoría de encuestas le dan un 2,9% de votos, lo que le dejaría fuera del Parlamento. Pero, si entra, acercaría al Likud a liderar una coalición con la derecha y los ultraortodoxos. Yamina intentó incluirle en la coalición, pero su líder, Itamar Ben Gvir, optó por presentarse solo.

Protagonistas de la contienda electoral Benjamin Netanyahu Un “mago” que tiene récord de años como primer ministro

Benjamin Netanyahu , de 69 años -de los cuales 13 al frente del gobierno, lo que lo convierte en el más longevo de los primeros ministros de Israel– es un “mago” de la política en el arte de sorprender a los adversarios y de sobrevivir a la adversidad. Es el único primer ministro que nació tras la creación de Israel.

Sus éxitos diplomáticos, su magen de mejor garante de la seguridad de un país enfrentado a múltiples amenazas, y el crecimiento económico dejaron durante muchos años poco espacio a sus rivales. Fue el primer ministro más joven de la historia de Israel, cuando dirigió el gobierno por primera vez entre 1996 y 1999. En 2009 volvió al cargo, tras haber ocupado varios puestos ministeriales en los gobiernos de Ariel Sharon.

Nieto de rabino, hijo de un historiador, Netanyahu nació en Tel Aviv el 21 de octubre de 1949. Pasó parte de su infancia en Estados Unidos y estudió en el prestigioso MIT. A su regreso a Israel sirvió cinco años en una unidad de las fuerzas especiales israelíes y resultó herido en 1972 en una operación de rescate de rehenes en un avión desviado por palestinos. En 1988 fue electo diputado por primera vez.

Casado, con tres hijos, a Netanyahu se atribuye el acceso de Israel al nivel de potencia tecnológica mundial. Sus adversarios lo acusan de ser autócrata. Está implicado en presuntos casos de corrupción. Él sostiene que es una persecución política. (Fuente: AFP)

Benny Gantz, Militar y licenciado en historia, está en primera línea electoral El general Benny Gantz, exjefe del Estado Mayor israelí, se ha dado como misión devolver el “honor” a la función de primer ministro. Antes de lanzarse en la batalla electoral en diciembre, este exparacaidista de 59 años era novato en política. Pero formó un nuevo partido centrista, “Azul y Blanco”, los colores de la bandera israelí.

Su mensaje es claro: el objetivo es expulsar del poder a Netanyahu, al que acusa de poner en peligro las instituciones.

Gantz propone a los israelíes mano dura para defender al país y una visión más liberal en temas sociales y religiosos.

Nació el 9 de junio de 1959 en el sur de Israel, en el pueblo de Kfar Ahim, fundado con la contribución de sus padres, unos inmigrantes que sobrevivieron al Holocausto.

Dirigió la Shaldag, unidad de operaciones especiales de la aviación, más tarde se puso al frente de una brigada y finalmente de una división en Cisjordania. Fue agregado militar de Israel en Estados Unidos de 2005 a 2009 y jefe de Estado Mayor de 2011 a 2015. Dirigió las operaciones durante dos guerras contra la Franja de Gaza.

Gantz es licenciado en historia por la Universidad de Tel Aviv, tiene un máster en ciencias políticas por la Universidad de Haifa y otro en gestión de recursos nacionales de la National Defense University de Estados Unidos. Está casado y es padre de cuatro hijos.

Fuente: AFP