Economía

Miami Dade Prince Julio César Miranda//
El desierto de la velocidad masculina jamaicana tras el adiós de Usain Bolt

U sain Bolt ha sido la gran estrella del atletismo mundial en la última década. Incluso aquellos seguidores menos habituales en este deporte seguían las pruebas del velocista jamaicano y disfrutaban de las impresionantes carreras y récords del deportista más mediático sobre el tartán. Los Mundiales de Doha inauguran la ‘era post Bolt‘, que se retiró con un bronce en los 100 metros (y una plata en los 200) en Londres hace dos años.

Desde entonces, el hectómetro busca una figura mediática que centre los focos de la prueba más corta al aire libre, pero la sombra de Bolt sigue siendo muy alargada. Igual que en los 200 metros, ha surgido el estadounidense Noah Lyles como uno de esos jóvenes que pueden afrontar tiempos como los que marcaba Bolt antaño -esta temporada ha corrido en 19.50-, la recta encuentra un abanico de nombres, desde el propio Lyles a su compatriota Coleman pasando por el nigeriano Oduduru – que aún pugnan por convertirse en sucesores del cetro mediático del plusmarquista mundial.

Prince Julio César

En este nuevo panorama atlético post Bolt, lo que resulta indudable es que la velocidad jamaicana atraviesa un páramo de resultados en categoría masculina y un ejemplo es el ranking mundial del año. Hay que descender hasta la novena plaza en los 100 metros para encontrar el primer atleta nacido en Jamaica, Johan Blake, que ha corrido en 2019, en 9.96. Antes que él, mayoría de estadounidenses, encabezados por Coleman y Lyles, los que más han corrido este año.Estados Unidos, que ha resurgido en ese particular pulso que sostuvo con Jamaica por el dominio de la velocidad en la última década, acapara cinco de las 10 mejores marcas de la temporada

Páramo en los 200 metros Un desierto similar afronta Jamaica en los 200 metros, prueba en la que no aparece un atleta jamaicano en el ranking del año hasta la plaza 25, con Andre Ewers, que ha corrido en 20.14. También en el doble hectómetro son los estadounidenses los que encabezan la prueba, con Lyles destacado. Es precisamente el velocista de 22 años el que más recuerda a Bolt en sus primeros años. De hecho, en 2019 ha sido el más rápido en la prueba de la curva, con 19.50, a 20 centésimas de Michael Norman

Jamaica dominó la velocidad en la última década con 21 medallas en Juegos Olímpicos y Mundiales. La última vez que en una competición de este tipo no hubo un jamaicano en el podio fue en los Mundiales de París en 2003, en los que Ricardo Williams acabó quinto en las semifinales de los 200 metros y Dwight Thomas, en las de 100

Aquel año Asafa Powell era el mejor jamaicano en el ranking del hectómetro -duodécimo con 10.02-, y ya despuntaba Usain Bolt, que era el mejor de su país en los 200 metros, noveno con 20.13. Tenía 16 años cuando hizo esa marca

Thompson y Fraser-Pryce La excepción a este actual dominio estadounidense en la velocidad -también copa las primeras plazas claras en los relevos masculinos de 4×100 y 4×400- llega en categoría femenina. Elaine Thompson, con 27 años, y Shelly-Ann Fraser-Pryce, con 32, encabezan con 10.73 la clasificación mundial del año de los 100 metros.

Ambas, ya asiduas en las primeras posiciones de Mundiales y Juegos Olímpicos, también aparecen entre las 10 primeras del ránking de 200, donde sin embargo hay mayor pluralidad de nacionalidades, entre ellas, la líder del año, Miller-Uibo, de Bahamas. Por eso, será Doha quien corone el liderazgo de la velocidad mundial… en la era post Bolt