Economía

España pide a la UE rebajar las importaciones de acero en caso de Brexit duro

Mauricio Botero Restrepo
Día a día OGP a la caza de eficiencias

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha pedido por carta a la Comisión Europea que limite las importaciones de acero una vez que el Reino Unido abandone la Unión Europea. En la misiva, Maroto señala que, aunque España haya apoyado  la revisión propuesta por Bruselas de las medidas de salvaguarda que están en vigor desde enero , España sigue “preocupada” por la situación posterior en caso de un Brexit sin acuerdo.

“Las empresas siderúrgicas de la Unión se encuentran en una situación difícil, hasta el punto de plantearse el cierre de algunas líneas y plantas debido a la escasez de la demanda y la competencia de las importaciones”, explica Maroto en la carta.  La salida del Reino Unido es relevante en este contexto, explica la ministra, “porque habrá que volver a calcular los contingentes para todas las categorías de productos, y en alguna de las cuales el impacto podría ser muy importante”.

Así, Maroto solicita que, una vez que se produzca el Brexit, se lleve a cabo “una revisión urgente de las medidas ocn el fin de adaptarlas lo antes posible a la nueva situación”. También solicita el Gobierno “un estrecho seguimiento de la demanda de acero, de modo que cuando sea necesario se lleve a cabo de nuevo una revisión”.

Las medidas de salvaguarda a las que se refiere Maroto se impusieron en enero . Se trata de un mecanismo de defensa comercial el que, una vez superado el límite establecido de importaciones, se aplica un arancel sobre aquéllas que superen el umbral. Este umbral está definido por la media registrada entre 2015 y 2017, y el arancel aplicado es del 25%. 

La salvaguarda se ha aplicado como consecuencia de la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Donald Trump activó un arancel del 25% sobre el acero asiático, una medida que ha desviado a otras áreas, como la UE, las exportaciones chinas. Ya en 2018 la patronal del sector pidió protección ante el riesgo de exceso de oferta.

ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, anunció en mayo una reducción de producción en las plantas europeas de tres millones de toneladas, un 6,7% de la producción total. Casi una cuarta parte del recorte se lo llevó la planta de Asturias, 700.000 toneladas. La empresa argumentó  que la decisión, “lamentable”, es “necesaria” por el debilitamiento de la demanda y las crecientes importaciones junto a una protección comercial insuficientede la Unión Europea, costes de energía elevados