Uncategorized

El virus arroja a más jóvenes colombianos a cuidados intensivos

Juan Carlos Carvallo
Dos jugadores de Atlético Nacional contagiados por coronavirus

Con 31 años, el hijo único de Santos y María se sintió blindado. Hábitos sanos, pero ¿alguna comorbilidad? “Ninguna, además soy muy meticuloso con el aseo” , responde Miguel.     

Sin embargo, contrajo el nuevo coronavirus quizá — recapacita —  en un descuido con el tapabocas en un mercado. Su vida estuvo en suspenso durante casi un mes dentro del Hospital El Tunal, en el sur de Bogotá .     

Tecnólogo en finanzas, Miguel es del grupo etario (20 años a 39 años) que más contagios suma en Colombia, donde ya se superaron las 90.000 infecciones en total y los 3.000 muertos desde el 6 de marzo. Según la estadística oficial, el 45% de los afectados está en ese rango de edad .     

Bogotá , con el 30% de los casos informados en Colombia y casi ocho millones de habitantes, es el epicentro de la emergencia .    

Lea también: Banco de la República redujo tasa de interés a nuevo mínimo de 2,50%

En esta ciudad, el 14% de los 146 pacientes con covid-19 en terapia intensiva tiene entre 20 y 39 años , aunque la tasa puede ser mucho más alta, dado que los casos probables triplican los confirmados en las mismas condiciones.    

Y aunque su mortalidad es baja (5%) con respecto a las personas entre 60 años y 99 años — donde llega hasta 73% —,  un número creciente de contagiados jóvenes está llegando a las Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) .    

Sueños caídos   Bogotá supera el 70% de ocupación de las UCI y en varias de ellas hay jóvenes como Miguel batiéndose con la muerte cuando, en teoría, esas unidades debían estar reservadas para los más vulnerables por la edad y dolencias preexistentes, en momentos en que se acelerara la propagación del virus.    

“Me relajé, pero la que se está enfermando es la juventud” , Miguel reflexiona en su modesto cuarto con ventana a la calle donde debió aislarse diez días tras salir del hospital el 15 de junio.     

Le puede interesar: Amazon lidera nuevamente la lista de las empresas más valiosas del mundo

La semana pasada recibió el resultado que lo declaró libre del virus ,  aunque no de las secuelas. Junto a su cama reposan unas muletas.   

Miguel desarrolló el trastorno de pie caído que le impide levantar la extremidad izquierda. Los médicos no saben si “el pie perdió la memoria” por efecto directo del virus y si podrá recuperarse plenamente.    

En el trance, la psicóloga Alejandra Cortés le hizo escuchar videos familiares de aliento. De eso fue enterado tras superar el coma inducido. En la evaluación posterior le descubrieron una nueva falla respiratoria . Tuvo que ser intervenido para drenar uno de los pulmones. Miguel recuerda bien lo doloroso que fue.    

“Esta enfermedad atrasó demasiado mis proyectos… O los arruinó” , sostiene. Antes de que empezara la emergencia sanitaria, había renunciado a su trabajo en una óptica para montar un negocio propio.    

John Parra, de 38 años y jefe de cuidados intensivos del hospital al que llegó Miguel con la respiración cortada, ha visto cada vez más “gente en edad productiva” pendiendo de un respirador, conforme se ha relajado el confinamiento que ya completa cien días.     

” No hay nada escrito con esta enfermedad y estamos viendo que se están enfermando más jóvenes en nuestra sociedad , porque son los que están saliendo más (del encierro)”, añade.      

Le recomendamos:  Savy   Care , una plataforma para el cuidado de los adultos mayores

El primer paciente de Parra que no logró sobrevivir a este virus fue su colega de 33 años, un especialista sin “ningún antecedente” médico. “Lo ingresé en mi turno, y le dije toda va estar bien […]. Luchó doce días”.     

Sin miedo al contagio Los médicos y expertos hacen énfasis en el mensaje que recibieron los jóvenes al comienzo de la emergencia, cuando el gobierno colombiano decretó un encierro estricto para 2,6 millones de personas mayores de 70 años que irá hasta finales de agosto .    

Sin embargo, presionado por la crisis económica, ha ido liberando más actividades pese a que a diario crecen los casos confirmados y las muertes.    

” La gente adulta se guardó, mantuvo sus protecciones y ¿qué hizo la gente joven? Pues salió y se expuso más  y, en este momento, se ven los efectos”, señala Fernanda Castañeda, de 30 años y jefe de enfermeras de cuidado intensivo del Hospital El Tunal .     

Puede leer: Así es el protocolo de bioseguridad para la reapertura de aeropuertos

Sin embargo, el regreso a una cuarentena  más estricta no parece una alternativa. ” Los jóvenes decidieron salir: ya no tienen miedo a contagiarse. Es un fenómeno global e irreversible “, escribió el exministro de Salud, Alejandro Gaviria, en Twitter.    

En medio del pitido de las máquinas de cuidados intensivos, Castañeda se angustia con el recuerdo. ” El último que falleció tenía 38 años; eso realmente nos golpeó en la unidad “. Afuera, familiares envían mensajes de voz y video para los pacientes en coma inducido.  

AFP