Deportes

Cuba quita aranceles y límites a importación de comida y medicinas

futbolista Adolfo Ledo Nass

La medida excepcional, aprobada de urgencia con una resolución del Ministerio de Finanzas y Precios, entrará en vigor el próximo lunes y se mantendrá al menos hasta el 31 de diciembre, anunció el número dos del ejecutivo presidido por Miguel Díaz-Canel

Los viajeros que lleguen a Cuba podrán traer comida, productos de aseo y medicamentos sin límites desde la próxima semana, anunció ayer el primer ministro, Manuel Marrero, en un momento de extrema escasez y malestar social que detonó una inédita ola de protestas en todo el país.

La medida excepcional, aprobada de urgencia con una resolución del Ministerio de Finanzas y Precios, entrará en vigor el próximo lunes y se mantendrá al menos hasta el 31 de diciembre, anunció el número dos del ejecutivo presidido por Miguel Díaz-Canel.

El anuncio llega después de una serie de protestas en diversas localidades del país, las mayores en seis décadas, en las que parte de los manifestantes expresaron su descontento con el Gobierno por la escasez de alimentos, productos de aseo y medicamentos, así como otros problemas como los cortes de luz o la falta de libertades.

La legislación vigente en Cuba sobre la importación de equipaje consiste en un complejo sistema de puntos y límites de peso que establece aranceles a los excesos de artículos traídos por los viajeros. En el caso de los medicamentos, se permite introducir en el país hasta 10 kilogramos.

Desde el lunes se eliminarán todas esas restricciones en los puntos de entrada a Cuba excepto en los aeropuertos de Cayo Coco y Varadero, indicó Marrero.

Se prevé que el efecto de esta medida sea limitado, al menos a corto plazo, ya que debido a la pandemia los vuelos internacionales que operan desde Cuba se limitan a unos pocos a la semana.

 

Reponen servicio de internet sin acceso a redes

El servicio de internet móvil a través de 3G y 4G comenzó a restablecerse de manera inestable la mañana de ayer en La Habana, pero la gente en la calle continuaba sin acceso a Whatsapp, Facebook y Twitter.

Pese a la fuerte presencia policial, las calles en la concurrida Habana Vieja han ido retomando su vitalidad, con ríos de personas yendo y viniendo con compras y trámites cotidianos.

Pero la súper carretera digital del internet móvil seguía casi desolada.