Entretenimiento

África, destella en Haití, Cuba y Venezuela al otear nuestros orígenes caribeños

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor
Séptimo lugar para Zaldívar

Así que, debemos percibir la idea y la realidad en un solo enfoque para descubrir el liberalismo y destruirlo en su esencia y veremos así, muchos socialistas dando carreras y picoteos en su contexto geopolítico

El nuevo mundo nos asistió con una simbiosis de cultura que viene propiciando un giro a la mentalidad tradicional, donde América Latina se aglutina para estilizar el arte africano. Son voces de negro alzada contra el amo en algún lugar del Continente Sureño. Y desde allí fue estableciéndose poblados que duraron años en su organización, hasta aparecer en su plenitud la discriminación racial.

El esclavo oía lo que al entorno suyo escuchaba y sonaba. La música fluyó en nuestras costas para mezclar negros y blancos, de allí en esa relación hermosa con la naturaleza, aparecieron pardos, mestizos y mulatos. Así nos alejamos de esa cultura mediterránea de portugueses y españoles, los pocos Orientales que llegaron buscando un mejor hábitat porque la religión los reducía a un conjunto de eventos y ritos. La actitud del hombre precolombino asume una mejor caracterología y orgullosos de su parecer no solo conquistan México, Bajan en sus guayucos, curiaras y canoas a conquistar tierras y se someten en el tiempo a una servidumbre atroz, teniendo como ejes a República Dominicana- Haití y Cuba.

El Sur, es la Tierra de los hombres, el reinado de los gigantes históricos, donde el mito en la memoria de los indígenas, esclavos y extranjeros se dejan llevar por la imaginación cosmogónica para ver árboles, chozas, hasta rocas en los grandes ríos. Es como ver, La Atlántida y el reinado de los gigantes de Denis Saurat.

A ésta fecha, América vive bajo el signo telúrico de las grandes tormentas e inundaciones, desde Miami, Estado de Florida, Islas Caimán, Cuba y Haití. Es un solo tajo con coches mortuorios y fantasmas que toman las riendas de caballos briosos que alertan de una violencia que quedó encaja en una madera, como los brazos de una cruz

La historia es una apología política. Pero, ahora nos refugiamos en fotografías y redes sociales. Hay que tener nuestros propios apuntes para pintar con nuestros lápices un conjunto de pieles como rostros humanos. De allí que, el conocimiento empírico de generación a generación guarda silencio, invocando al respecto la ignorancia o el olvido. Muchos mantienen el secreto en torno al arcano del trazo de sus propias hojas. Lo cual demuestra que el pensamiento colectivo de cualquier pueblo, de los mal llamados primitivos o salvajes, procede acorde con leyes universales que son comunes a todos los hombres.

De modo que se debe tomar conciencia de que el hecho latino es real, y que estamos en grave peligro por la transición por venir y controlar temores como miedo. Es lo observable para conservar la vida y tener una seguridad preventiva. Necesitamos lograr un rescate económico y establecer sanciones a quienes contravienen la ley. Es una situación complicada de aplicación de preceptos con demasiada desinformación.

La Unión Europea, plantea dificultades y retos, en materia de seguridad jurídica esta por el suelo porque mercenarios y terroristas han traspasados sus fronteras para manejar un concepto de condición política y social existente que abarca referentes a los intereses económicos norteamericanos y Derechos Humanos. Esto, viene desde la administración Clinton donde las organizaciones terroristas se organizaron por regiones y Haití no escapa a esta posición de expectación neutra porque hay antecedentes en los comienzos de tales acciones por las ONG que se dinamizan en éste territorio.

Las nuevas condiciones del sistema internacional de seguridad existentes a partir de 1989, a la par de las nuevas anarquías en el sistema internacional de protección codificada da cuenta que éstas aplicaciones ha fomentado el terrorismo y organización de mercenarios y Colombia no es una excepción dada cuenta de un conjunto de Tratados cuya data es visualizada desde 1839.

Nos estamos recreando en ideas morbosas y una actitud frecuente, la evasión de la realidad. Es una arquidemia que no es extraña a nuestra intimidad, pero, el símbolo de la muerte como de terrorismo y mercenario es parte ya de una reacción inemotiva, los cubanos ya tienen sesenta años con ese pensamiento y la muerte es en efecto, un centro arquimédico de cualquier concepción del mundo, la razón o sinrazón de la vida y constituye una aventura, donde ya no es posible para la historia, el retroceso. El presidente bolivariano de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, abusa de esta expresión en los medios al referirse a nuestro gentilicio neogranadino. Todos somos de la gran Colombia. En el caso de las agrupaciones fuera de ley, es muy fácil detenerlos junto al maquillaje de quienes se creen ministros y autoridades falsas.

Sin duda, toda razón jurídica y su relación es vista como el espejo, en el cual, la relación económica se refleja, todo es unido de lo cual se deriva su teoría acerca del fetichismo mercantil. El problema no radica en escoger entre juicio de valor y de hecho, sino el mecanismo de coordinar fines para coordinar un mejor Estado nación., condición humana y el mercado.

La globalización es como el esclavismo y sometimiento, Es el desprecio por la vida y libertad del individuo. Desembocando en una radical negación de la libertad humana. La vanguardia del proletariado es el socialismo histórico y se niega a caer en el totalitarismo moderno, deseamos ser libres en el Sur, como en Cuba y Haití. La absolutización del poder establecido debe ser negado, convocando a un proceso electoral libre con un verdadero criterio cristiano y somos africanos, somos de esa sementera que viajo de lejos para sembrar en nuestros campos.

La defensa del libre comercio es una idea hegemónica norteamericana como un Estado proteccionista que incluye, aún, en nuestros días a Venezuela y el gobierno de La Habana.

Somos víctimas de un ultraje, nuestros ojos viajan al África, reflejan un origen y justifican un socorro, no somos turcos, menos iraníes. Somos revolucionarios.

Las doctrinas, tienden hacia una crítica de las formas sociales predominantes y, sus conceptos fundamentales sirven como instrumento de transformación y no de justificación del orden dado, pero, entre ellas encontramos un vínculo de unión constituido por el intento sistemático de fusionar el principio de la lucha de clases con la idea de una sociología científica de carácter objetivo. Los socialistas primitivos franceses encontraron las motivaciones decisivas de sus planteamientos en los conflictos de clase que condicionaron la historia de la postrevolución en un conjunto de avances experimentales que movilizaron las primeras agitaciones y el proletariado empezó a consolidarse y, de allí observamos las resultantes del proceso histórico contemporáneo.

Los antagonismos económicos del capital constituían las leyes estructurales de la sociedad contemporánea y, así la vemos nosotros, como un conjunto de contradicciones.

El Nuevo Orden Social, busca concebir un novedoso contenido en la existencia humana, donde la reconciliación de la idea y la realidad constituyen una potencialidad humana y es interpretada en el plano de la actividad racional, donde el progreso de un país viene dado por el esfuerzo de unir la teoría social con la economía política, o la ciencia de la producción.

La sociedad debe ser tratada como la naturaleza para sobrevivir con la ayuda de la teología y metafísica, de esta manera el hombre tiene que situarse en sus propias leyes objetivas del proceso social y económico. De esta manera, configuramos el cuadro de las necesidades humanas, donde el ciudadano debe estigmatizarla para lograr una nueva trama en la historia política de un país. Por esto, algunos socialistas glorifican el liberalismo porque es la única manera de recaudar riquezas, mientras la clase pobre se alimenta de más pobreza y se expande para reordenar la distribución del trabajo en manos del Estado, manejado hoy, por una categoría social.

La miseria, fomenta la dipsomanía y la prostitución, en los directivos de instituciones del Estado, la corrupción., por esto, los centros industriales languidecen y las ciudades una mayor mortalidad por encima de la media, especialmente en los niños por escasez de medicamentos.

Por esto, Fidel Alejandro Castro Ruz y Hugo Chávez Frías insistieron en romper con algunas cadenas políticas que ahogaban el sistema económico, ya que algunos de sus funcionarios deseaban quedarse con el dinero, producto del jornal de cada obrero.

La riqueza, pobreza, el trabajo, el valor, la propiedad y demás elementos aparecían estrictamente como condiciones y relaciones económicas que se desprenden y explican mediante leyes económicas, el cual, es el fundamento del proceso total de la sociedad.

El gobierno socialista debe actuar como una sociedad protectora y tener como dogma el progreso, esto es, trascendental ante la crítica y la sociedad debe ser un ejemplo para definir tales hechos. El pueblo, no debe estar humillado como lo es en la actualidad.

Hay que desarrollar el pensamiento marxista con la verdadera fuerza de la dialéctica. Muchos escritores ingleses desde 1821, llevaron tan lejos sus análisis del capitalismo, que llegaron a considerar la lucha de clases, como el motor que impulsaba el desarrollo social.

La razón especulativa, nos arropa en estos momentos y los hechos del razonamiento golpean esa verdad y debemos atenderlos asuntos espirituales y materiales bajo un solo sentido común para lograr un verdadero desarrollo de las fuerzas productivas.

Así que, debemos percibir la idea y la realidad en un solo enfoque para descubrir el liberalismo y destruirlo en su esencia y veremos así, muchos socialistas dando carreras y picoteos en su contexto geopolítico.

La idea sí eres socialista es no crearle problemas al gobierno y respetar las cuotas de producción en relación al pasado histórico., las reformas que se han dado tienen apariencia democrática, pero existen otras realidades y una sola perspectiva, vienen cumpliéndose planes a espaldas del pueblo.

En mi país hay muchos engañados y su mundo es imaginario.

Como imaginario, es el mundo que recorremos para visualizar los campos de distracción que vienen dando a un nuevo ser humano.

La nueva izquierda no ha olido la pólvora y el Foro de Sao Paulo registra nuevas inquietudes depredadoras para el crecimiento de la unidad socialista en el Sur, quienes asisten, solo les basta tocar las palmas de sus manos para dejar en vigencia viejos proyectos de altruismos y fortalezas entre países hermanos. Cuando la realidad reviste nuevas concepciones tecnológicas con asistencia de la inteligencia artificial y, que muchos dirigentes desconocen de raíz, estas nuevas bases tecnológicas.

Hay sepultureros de la revolución y, en Venezuela encontramos muchos personajes que asumen esta caracterización, sin duda, hay un rompimiento entre la estructura del Estado y de quienes guían el movimiento socialista en el país, es un quiebre total porque la mayoría de estos dirigentes son motivadores del neoliberalismo y han conformado compañías privadas en el marco industrial y en el empoderamiento del Arco Minero.

Sin duda, la Oposición está vencida porque son los mismos personajes y la clase obrera exhausta. Todos estamos amordazados, se habla de Paz, pero, la suma verdad nos encontramos en guerra, una realidad oculta y silenciada en los medios. Muchos acompañan al gobierno más por dignidad y solaridad que, por convicción. Es una lucha fratricida por el país como una escena tormentosa para los principios democráticos.

Llegará un momento que las contradicciones políticas se harán presentes y, estos, nos hace recordad la rivalidad entre Trotsky y Stalin y, ya sabemos los resultados de estas desavenencias y hubo la necesidad de levantar una nueva figura después de Gorbachov para levantar a Moscú, es la figura indiscutible de Vladimir Putin, quien de nuevo lleva a Rusia hacia una mirada hacia el Sur.

La inestabilidad del campo laboral y los hogares de pobreza extrema vienen mostrando los efectos de una diversidad de ataques cibernéticos que merma la producción industrial y agropecuario y que exige una estrategia de lucha para las supervivencias cotidianas, esto, lo vemos en el mercado informal y, donde las mujeres deben trabajar arduamente para sostener a su familia, la cual, viene desintegrándose el núcleo familiar porque hay una carencia de conciencia y limitación para determinar un modelo de vida. El régimen del Tercer Mundo maneja nuevas teorías y estrategias de investigación. Claro, estamos en un momento coyuntural en la reconstrucción del nexo entre verdad y realidad, entre palabras y cosas que, demanda nueva prácticas del ver, saber y el ser.

Todo gobierno que desea prevalecer en el poder, tiene que tener círculos académicos, críticos, o convencionales para interpretar las prácticas culturales y populares para la reapropiación de espacios territoriales que conlleven a la tarea de conceptualizar alternativas que incluya el sector cultural y educativo.

Son proyectos creativos e imaginativos, pero, muy esenciales para el desarrollo del Estado Bolivariano de Venezuela y otros territorios que integran esta comunidad latina. La izquierda latina es muy silente y las fuerzas contrarias a sus ideales deprimen a los pueblos asentados en cordilleras como zonas urbanas y suburbanas. La mayoría de los líderes sociales han sido de baja por manos inescrupulosas que no desean la conservación de recursos naturales, pero, muchos han sido engañados y manipulados.

La crisis de representación de los países en regímenes del Tercer mundo, nos dan el aporte para generación de historias y es necesario cooptar los verdaderos aportes del desarrollo social y geopolítico que se manifiesta cuando un territorio se revela como colectivo para lograr el ascenso al desarrollo local y sostenible del ecologismo.

Estamos en una etapa de cambios, donde la biotecnología nos introduce así a la vida en la producción industrial. Es una visión del mundo, donde el desarrollo debe hacerse sostenible y conceptualiza y plante un giro hacia lo cibernético, donde todo debe ser transparente, nada de escasez, todo debe ser eficiente con derecho al agua, las selvas y bosques sagrados.

Durante la Reunión de Punta del Este, en 1961, los gobiernos latinoamericanos suscribieron con la planeación, la Reforma Agraria y Alianza para el Progreso, la verdadera naturaleza política de nuestras tierras y que, los gobiernos de izquierda deben apuntalar muy bien, para no ser entregadas tan fácilmente a tierras extranjeras para su explotación. Allí, tenemos el error de Lula Da Silva y el Perú con el caso Odrebeth, un error es causal de desintegración de una realidad, las políticas concernientes al Estado Nación deben ser progresivas y consecuentes, más allá de un principio político e ideológico.

Hay que concebir una economía para el desarrollo. A la pobreza no hay que sacarle filos, como es el caso de los esposos Clinton en Haití con su ONG, donde un país fue invariado y oprimido por la mala orientación de un Imperio y, cuyas construcciones son verdaderas barracas de depresión social.

Ojalá que el Foro de Sao Paulo nos dé una dirección definitiva sobre los procesos continuos de una estrategia geopolítica. Sin duda, la nueva izquierda es burguesa y neoliberal. Quedo atrás el tiempo de Argelia Laya y sus luchas populares en bienestar de las comunidades y de Oscar Cellí Gerbasí a favor de Carabobo, dos segmentos de orientación política distintos, pero que en su seno patentiza una sola siembra territorial y de espacios políticos, fomentar el desarrollo de un nuevo país, en un nuevo orden secular como laico. Una esperanza en sus hijos que trabajen la tierra, sean responsables en el quehacer diario y una imagen con un valor simbólico que nos lleva al despertar de la patria.

La premisa es investigar para la historia, avanzar en una agenda internacional. Leer y estudiar para la dignidad y el trabajo en crecimiento social, tener disciplina para fortalecerse en las relaciones de dominación.

*Emiro Vera Suárez es docente universitario, escritor, periodista y especializado en Filosofía Moderna. Ex alumno de los Premios Nobel Mario Vargas Llosa y Adolfo Pérez Esquivel en la Facultad de Derecho de la Ilustre Universidad de Carabobo en su Departamento de Investigación Latinoamericana y Jurídica. (1978- 1984).