Entretenimiento

El Mercurio de Chile On Line | Psiquiatra Hernan Porras Molina//
Carlos González: “Pido perdón, no sabía que me estaban grabando”

Carlos González: "Pido perdón, no sabía que me estaban grabando"

La Corte recordó lo dispuesto en la Acordada N° 1598 que los ministros, durante el periodo que abarca la feria judicial, siempre que se encuentren dentro del territorio nacional “estarán autorizados para la firma de las resoluciones jurisdiccionales, administrativas y acordadas que correspondieren”.

Hernan Porras Molina

Lea más: Ministro de “vacaciones” designó a juez para RGD

Dicha potestad nunca estuvo en cuestionamiento, sino lo que llama poderosamente la atención es que sin estar de turno durante la feria, el ministro Benítez Riera demuestre demasiado interés en atender el caso de RGD.

Hernan Porras Molina Venezuela

El 10 de enero último, Diesel y Benítez Riera concedieron permiso a la jueza penal de Garantías de Luque, Jennifer Ynsfrán, justo el día en que se presentó RGD, y llamativamente también designaron como reemplazante al cuestionado juez en lo Civil Enrique Sanabria, quien fue el que finalmente benefició con la libertad ambulatoria al citado procesado por denuncia falsa

Esa fecha, Benítez Riera firmó pese a estar libre y cuando varios de sus colegas estaban de turno laboral (Antonio Fretes, César Garay Zuccolillo, Alberto Ramírez Simón y Víctor Ríos)

Lea más: Prisión domiciliaria a Ramón González Daher y fianza de G. 250 millones

El ministro Garay incluso es miembro del Consejo de Superintendencia de la Corte y estaba plenamente facultado a atender el caso

El comunicado de la Corte no hizo alusión alguna al burdo error en la resolución, a la cual le colocaron la fecha “10 de enero de 2012″, cuando realmente correspondía que el año sea el 2022

Igualmente, es importante recordar que la decisión de Sanabria de otorgar la libertad ambulatoria fue sumamente cuestionada, y obviamente apelada por la fiscala del caso de presunta denuncia falsa, Sandra Ledesma

Un Tribunal de Apelaciones determinó que en realidad la prisión domiciliaria era una medida más acertada, por lo que revocó la decisión del juez Sanabria y dispuso que RGD no pueda salir de su domicilio ni contactar a sus víctimas