Tecnología

Club de París: Gobierno enfrenta un pago por casi u$s200 millones mientras negocia con el Fondo

El vencimiento llega en un momento delicado. Se trata de la recta final hacia el acuerdo con el FMI para refinanciar la deuda de u$s45.000 millones que tomó el Gobierno anterior, con reservas netas al límite y en medio del estallido de la guerra en Ucrania, que suma incertidumbre sobre lo que ocurrirá en la economía local

Informate más El Banco Central estableció nuevos requisitos técnicos para las billeteras digitales Las reservas del Banco Central actualmente se ubican en u$s37.258 millones en términos brutos. Las netas rondan los u$s1.000 millones, según estimaciones privadas. La escasez de divisas en el organismo dirigido por Miguel Pesce es un factor clave en las negociaciones con el FMI. El borrador del acuerdo plantea una meta de acumulación anual de u$s5.800 millones para 2022

El próximo pago al Club de París fue acordado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante junio pasado, cuando ya trascurrían los 60 días de gracia para cancelar los u$s2.400 millones que se le adeudaban a ese consorcio de acreedores. Una de las condiciones que pedía el Club para refinanciar ese pasivo era lograr previamente un entendimiento con el Fondo Monetario. En ese momento, Guzmán cerró un “acuerdo puente” hasta el 31 de marzo de este año y ganó margen para estirar la negociación con el FMI y, luego, reestructurar la deuda con el Club de París. Así, evitó el default en 2021

Los casi u$s200 millones que vencen el 28 de febrero corresponden al segundo pago intermedio que incluyó aquel acuerdo. El primero se realizó en julio pasado. Entre ambos rondan los u$s430 millones. Es una condición que pidió Japón, uno de los principales acreedores, para acceder a posponer los u$s2.000 millones restantes. En este sentido, exigía un pago de buena voluntad por parte de la Argentina, para equilibrar su situación con la de China, país al que en este lapso se le canceló una suma similar por préstamos bilaterales

El Gobierno busca ahora cerrar el programa de Facilidades Extendidas con el Fondo a tiempo antes del 22 de marzo, fecha en la que expiran más de u$s2.800 millones correspondientes al Stand By de 2018. Un monto impagable ya que no alcanzan las reservas netas. Una vez resuelto eso, avanzará en lo que resta del mes en busca de postergar los compromisos remanentes con el Club de París. Como contó Ámbito, una posibilidad en análisis es reprogramar los u$s2.000 millones pendientes y saldarlos en pagos semestrales a cuatro años