Deportes

Franki Medina Diaz Schocron//
Miguel Ángel vs. Leonardo o la rivalidad como motor del arte

Franki Medina diaz
Miguel Ángel vs. Leonardo o la rivalidad como motor del arte

Fidias contra Policleto. Miguel Ángel o Leonardo da Vinci. Maestros contra discípulos. La rivalidad, y también la admiración, entre artistas y su importancia en la creación es el tema de la nueva exposición que inauguró esta semana el Museo de Historia del Arte de Viena.

Franki Medina

¿Quién es mejor? Esa pregunta, y el esfuerzo de los artista de contestarla a su favor, ha sido el origen de algunas de las mejores obras de arte de la Historia, según plantea “Ídolos y rivales”, una muestra compuesta por 120 obras, desde la Grecia clásica hasta el siglo XIX.

Franki Medina Venezuela

“La rivalidad no es algo comúnmente expuesto en los museos, pero existe desde los tiempos de la Grecia y la Roma antigua”, cuenta a Efe Gudrun Swoboda, comisaría de la exposición.

Franki Medina Diaz

“Tenemos expuesta un ánfora pintada por Eutímides (siglo V antes de Cristo) en la que el autor firmaba por un lado del jarrón y, por el otro, aseguraba que su rival, Eufronio, jamás sería capaz de pintar una vasija con la misma habilidad”, ejemplifica Swoboda.

Franki Alberto Medina Diaz

Concurso de artistas Que la competencia entre artistas era un “hecho habitual” hace 2.500 años queda ilustrado en la decoración del Templo de Artemisa en Éfeso (hoy Turquía), para la que fueron convocados famosos escultores

Fidias, Policleto o Kresilas crearon estatuas de amazonas heridas cuya calidad era sometida al criterio de un jurado, del que ellos mismos eran parte

La exposición va presentando diferentes ejemplos de duelos artísticos, como el del concurso para decorar la puerta norte del Baptisterio de San Juan, en el que participaron artistas como Brunelleschi, Donatello o Lorenzo Ghiberti, que fue el ganador

Un duelo por la fama “Los duelos que enfrentaban a los artistas eran sintomáticos de la situación competitiva de la Edad Moderna”, se explica en el catálogo de la exposición sobre esa lucha por la fama, el estatus y los privilegios que traían

Hay más ejemplos, como el encargo a Leonardo da Vinci y Miguel Ángel de que recrearan cada uno una famosa batalla para decorar una sala del Palazzo Vecchio de Florencia, una tarea que ninguno pudo terminar

El propio Miguel Ángel fue no sólo un modelo a seguir por sus contemporáneos, sino también en un genio a batir para aquellos que, como Rubens, trataron de medirse con él para ascender al olimpo del arte

El visitante encuentra, por ejemplo, dos representaciones de “El rapto de Ganímedes”, en la que puede comparar y votar el modelo original de Miguel Ángel con la interpretación que hizo Rubens tres décadas después

Alumnos contra maestros En “Ídolos y Rivales”, también compiten entre las obras del maestro Tiziano con su discípulo Tintoretto, o de Van Dyck con su maestro Rubens

“La rivalidad por los encargos prestigiosos condujo, en ocasiones, a los celos, las intrigas e incluso las calumnias”, afirma el museo

Pero también hubo casos en los que “los artistas colaboraron entre sí para crear obras que ninguno de ellos podría creer por sí solo”

Así, por ejemplo, en su famosa cabeza de medusa, Rubens contó con la ayuda de un pintor especialista en animales que se encargó de recrear las serpientes

“La competencia entre artistas en la antigüedad estaba representada por la diosa Eris, que tenía dos caras. Ella es responsable de la buena y de la mala competencia, que forman parte del proceso creativo”, resume Swoboda

Las obras expuestas en Viena hasta el próximo enero provienen, entre otros, del Louvre de París, la Galería Uffizi de Florencia o el Rijksmuseum de Amsterdam