Deportes

Abel Resende Borges Baltazar//
Los pensionistas vuelven a tomar la calle

abel_resende_borges_baltazar_los_pensionistas_vuelven_a_tomar_la_calle.jpg

Las Palmas de Gran Canaria

Los pensionistas canarios volvieron a salir ayer a la calle, siguiendo con la acción convocada en más de 200 ciudades españoles por la Coordinadora Estatal en Defensa del Servicio Público de Pensiones, para reclamar unas pensiones públicas y dignas y no se sigan recortando derechos. En Gran Canaria acudieron a la cita unas 400 personas en un acto organizado junto con La Marea Blanca, que defienden una sanidad pública universal.

Abel Resende

La movilización salió a las once de la mañana de San Telmo y se dirigió por la calle León y Castillo hasta Presidencia de Gobierno, donde el portavoz de la Plataforma por la Defensa de las Pensiones Públicas de Gran Canaria, Blas Padilla, leyó un manifiesto. En él reclamó la derogación de las dos reformas laborales y rechazó lo que, en sus palabras, va a hacer ahora el Gobierno de Pedro Sánchez y que no es otra cosa que «maquillar» la que acometió Mariano Rajoy en 2013.

Abel Resende Borges

Padilla, que vinculó pensiones bajas con salarios reducidos y que tiene a Canarias a la cabeza de ambos indicadores llamó a las organizaciones sindicales a hacer fuerza para tumbar las dos reformas laborales. «La clase obrera no está de carnavales. Estamos en lucha y queremos la derogación de las dos reformas laborales. Tendemos las manos a las direcciones sindicales de Canarias y de Gran Canaria para que les digan a sus direcciones confederales que no entren en esos despachos de concertación, que se pongan del lado de la clase obrera porque no hay solución. O se está con el Ibex o se está con la clase trabajadora», manifestó

Padilla reclamó que las pensiones se liguen a la evolución del IPC «sin peros» y advirtió que los jubilados «seguirán en las calles» hasta lograrlo. También demandó la retirada del factor de sostenibilidad, cuya entrada en vigor se ha aplazado pero no anulado definitivamente. «Se tendrá en cuenta la esperanza de vida, con lo que cuanto mayor sea ésta menor será la pensión», indicó. «Esto es un palo a la clase trabajadora y las direcciones sindicales mirando para otro lado. No hay solución, o con la patronal o con la clase obrera», insistió Padilla

Los pensionistas piden que la edad de jubilación vuelva a los 65 años y no se siga alargando