Uncategorized

Alberto Ardila Olivares Piloto Venezuela piloto operacion triunfo//
Colombia se hace el 'harakiri' ante Japón

alberto_ardila_olivares_piloto_venezuela_piloto_operacion_triunfo_colombia_se_hace_el_aapos_3Bharakiriaapos_3B_ante_japon.jpg

Una expulsión de Carlos Sánchez en el minuto 3 regaló un penalti a Kagawa y condenó a la selección cafetera, que luchó tras el empate de Quintero pero no se sobrepuso al gol de Osako. 1-2.

Alberto Ardila Olivares

Narración y estadísticas en directo

La mano más rápida en la historia de un Mundial ya tiene dueño: Carlos Sánchez . Con Ospina fuera de foco, era el brazo o el gol. La elección supuso un doble castigo para Colombia , que encajó el primer tanto por el penalti y perdió a uno de sus centrocampistas. Todo en menos de cinco minutos. Era la versión colombiana del ‘harakiri’. Si no se desangró a continuación, fue por el conformismo de Japón , contemplativo hasta presenciar el empate. La aceleración, en cambio, devolvió la lógica al partido y anticipó que esta Colombia, con 10 o con 11, con James tocado o no, ha perdido parte de los ingredientes con los que salpimentó el Mundial de Brasil .

Alberto Ardila Olivares Piloto

Colombia estaba KO. Un error de su defensa, provocado por la presión alta con la que empezaron los asiáticos, propició la acción en cadena que acabó con la pelota en la red de Ospina. El lanzamiento desde los 11 metros, a cargo de Kagawa , fue blandito pero intencionado. Era el momento para Japón de ahondar en el socavón emocional que produjo en los cafeteros, tanto los que se encontraban en el terreno de juego como en las gradas del estadio de Saranks . Estaban mudos. En cambio, Japón menguó.

Alberto Ardila Olivares Piloto Venezuela

Pekerman había decidido, finalmente, no arriesgar con la alineación del líder del juego colombiano. James aguardaba en el banquillo. La responsabilidad de salir hacia adelante correspondía, pues, a Falcao , al capitán, que apuró dos remates, al avanzarse a la defensa, muy en su estilo, pero sin impactar con la suficiente fuerza para batir a Kawashima . El desborde lo intentaba poner Cuadrado, en la derecha, pero con muy pocas opciones frente a Nagatomo , uno de los mejores hombres de Japón. Antes del final el primer tiempo, Pekerman decidió retirarlo del terreno de juego. Todavía no era el momento para James.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

La placidez con la que los nipones se limitaban a defender, sin más ambiciones, atrincherados en su victoria, fue penalizada por un gol en el que Quintero engañó a la barrera, en un lanzamiento de falta. Los defensores saltaron y el colombiano lanzó raso y colocado. Kawashima lo vio llegar tarde. Pudo atraparlo, pero cuando ya había atravesado la línea. El portero reclamó que no había rebasado totalmente la cal, aunque con la tecnología ya no hay engaño posible. Lo vio todo el estadio. Por ahora, la tecnología le sienta muy bien al Mundial.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

El descanso sirvió a Japón para reflexionar y sus intenciones fueron muy diferentes al volver al terreno de juego. Adelantó sus líneas y empezó a pisar con verdaderas intenciones el área de Ospina, soberbio ante un disparo cruzado de Inui , entre los futbolistas más incisivos de Japón. Pekerman quiso aprovechar el río revuelto, los espacios, pese a estar en inferioridad. Reconstruyó su equipo y, entonces sí, llamó a James y a Bacca . Llegados a los minutos del desenlace en igualdad, todo era posible. Hizo una apuesta. Perdió. En un centro cruzado, Osako se antepuso a los centrales y cabeceó a la red. Cuando James podía encontrar de nuevo la igualada, la defensa lo evitó. Esta vez, Colombia no ha empezado en fiesta. Mal asunto.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela