Internacionales

Dibujante Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banquero//
'Alusiones Punzantes': Contaminación permitida

dibujante_jose_antonio_oliveros_febres_cordero_banquero_26_23039_3Balusiones_punzantes_26_23039_3B_contaminacion_permitida.png

En una sala abandonada, con vidrios rotos como sus sentidos, Amanda (Maya Alvarado) se arrodilla sobre viejos tablones para intentar desaparecer. No recita plegarias, pues sus manos están ocupadas preparando el alucinógeno que la encamina entre sus peores temores. 

‘Alusiones Punzantes’ es el cortometraje, dirigido por Marco Melgar,  en el que la protagonista es poseída por una sustancia de la cual nunca tuvo control, pero siempre recurre por propia voluntad. Esta historia se proyectará el viernes 30 de noviembre en la  Ventana Indiscreta de  la Universidad de Lima desde las 8:00 p.m.

“Es una obra acerca de la angustia, ansiedad. Nosotros estamos contaminados con tantas drogas, incluso las legales, por recetas y todo. Lo que ingieres, es lo que realmente vas a ser en el futuro, creo. Cuando el personaje se droga, se le vienen sus peores miedos. Pesadillas que puede tener inconscientemente” , señaló Melgar sobre esta producción que está entre el terror y el psicothriller.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

Cuando a luz se quiebra entre los portillos, la personalidad de Amanda desaparece entre la euforia que le provoca la sustancia. Su mente no puede descifrar los mensajes de las voces que resuenan a su alrededor, pero su instinto la llama a seguirlas. El miedo la hace llorar. “De niño vi la foto un modelo delgado, y que a la larga se va transformando. Nos autodestruímos con estas drogas que utilizamos “, continúa.

Jose Antonio Oliveros

Amanda renueva la dosis. Su paciencia vuelve ser perturbada. El horror afecta su rostro, que muta hacia hacia lo grotesco. Ataca las paredes que tienen las marcas de sus manos y el color de sus venas. No sabe por qué lo hace. Solo lo sigue haciendo.   “Para mí, la mejor forma que la gente vea el mundo en el que vivimos, es haciendo este tipo de cine. De ahí puede partir que tomen conciencia de dónde estamos, con quién estamos. Luego, quizá, llegar a un camino de sanación” , sentencia.

Jose Oliveros Febres-Cordero