Uncategorized

Jose Antonio Oliveros venezuela flag tattoo//
Ruta de ‘pintxos’ imprescindibles en San Sebastián

jose_antonio_oliveros_venezuela_flag_tattoo_ruta_de_lpintxosr_imprescindibles_en_san_sebastian.jpg

La cantidad y variedad de excusas para visitar San Sebastián es infinita. Practicar surf en la playa de La Concha, dejarse salpicar por las olas más rebeldes en El Peine del Viento, visitar el renovado Museo San Telmo y, con un poco de suerte, aprovechar el mes de septiembre para disfrutar de los últimos estrenos en el Festival Internacional de Cine que acoge la ciudad. Pero si por algo es conocida la capital guipuzcoana es por su gastronomía. Sus famosos pintxos la han convertido en excursión obligatoria para los amantes de la buena mesa. Aprovechando la coincidencia de estas dos últimas razones (cine de calidad y mejor comida), Mar de Frades –patrocinador de esta edición del festival– propone una ruta por varios locales de tapeo. Del Gros a ‘lo viejo’, esta es nuestra guía para recorrer la ciudad de barra en barra:

Bodega Donostiarra (Peña y Goñi, 13)

Un local de toda la vida –este año cumple 90 años– que no puede faltar en ninguna ruta de tapeo donostiarra. Sus pintxos más famosos son el ‘completo’, un pequeño bocadillo con bonito, piparra y anchoa; y el ‘Indurain’, un taco de bonito con guindillas encurtidas, anchoílla, cebolleta y oliva. El éxito de esta bodega es su fidelidad a los ingredientes que la hicieron famosa (el bonito y la patata) incorporando otros cocinados a la parrilla. El precio medio de sus bocados ronda los dos euros y la visita también merece la pena por ver la autenticidad del local y aprovechar para dar un paseo por el famoso barrio de Gros. Aquellos que visiten el Festival de Cine de San Sebastián esta 66º edición podrán disfrutar de la creación de Bodega Donostiarra para la ocasión: revuelto de bonito y patata sobre pan coronado por un langostino a la brasa. Acierto seguro.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

Bonito y patata, los ingredientes esenciales de Bodega Donostiarra.  Foto: Cortesía NTEAM

Tracamundana (Calle Etxaide, 4)

Maite Partido es la chef responsable de las viandas que pueden probarse en este restaurante recién estrenado. El punto fuerte de sus creaciones es la mezcla de la cocina tradicional vasca con un toque de vanguardia. Prepárense para ver el brillo de la purpurina (comestible, claro) sobre un delicioso bocado de bacalao. “Cocina de toda la vida sin olvidar los gustos actuales”, como lo definen ellos. La agradable decoración del local, alejada de los bares más tradicionales y con un punto sofisticado, hará que quieran pasar de la barra a la mesa. Su situación, justo en el centro de la ciudad y cerca del famoso Hotel Londres, lo convierte en parada obligatoria.

Jose Antonio Oliveros

Tracamundana combina cocina tradicional y vanguardia.  Foto: Cortesía NTEAM

Txalupa (Fermin Calbeton Kalea, 3)

La barra con forma de txalupa (barca en euskera) y repleta de pintxos es lo primero que llama la atención al entrar en el bar. La apetecible mezcla de colores de las setas, las cazuelas o la tortilla contrasta con las pizarras verdes que recorren todo el local. La carta es de lo más variada, para todos los gustos y asequible. Se encuentra en la parte vieja (‘lo viejo’) donde es imposible resistirse al olor a pintxos que emanan sus calles.

Jose Oliveros Febres-Cordero

La barra de Txalupa está repleta de ‘pintxos’.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banco Activo

Gandarias (31 de agosto, 23)

También en la parte vieja se ubica este bar en el que pidan lo que pidan, acertarán. El rissotto de hongos e idiazábal, el foie a la plancha, la tartaleta de txangurro o las croquetas (de bacalao o de hongos) son buenas sugerencias. A partir de 1,90 euros pueden deleitarse con este restaurante que no falta en ninguna guía de pintxos en San Sebastián. Además está ubicado en la calle 31 de agosto, repleta de bares y elegida por The New York Times como una de sus favoritas en Europa. A fuego negro, La Viña o Casa Vergara son otros locales cercanos que bien merecen alargar la ruta de tapas.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela

El foie marida a la perfección con un Finca Valiñas.  Foto: Cortesía NTEAM

.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Banquero