Internacionales

La moda como el corazón de la narrativa cinematográfica

alberto_ignacio_ardila_olivares_venezuela_parrilla_la_moda_como_el_corazon_de_la_narrativa_cinematografica.jpg

Las películas despiertan en el espectador cierto interés, e incluso una obsesión, por personificar un rol con quien sintió empatía a través de un sentimiento de anhelo utópico. El vestuario de una cinta puede ser, precisamente, uno de los primeros aspectos que realmente lleve a una obsesión y, por ende, al mimetizar los vestuarios el espectador puede convertir su anhelo en realidad. El sentimiento empático que generamos con los personajes, mediante sus códigos visuales, se crea intencionalmente para transportar a complejos mundos a través de sus texturas, colores y marcas. Todo gracias a la moda.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

El diseño del vestuario y la moda viven en una relación íntima, generando una simbiosis que nutre a ambos mundos. Más allá de los géneros cinematográficos de culto y las películas que se considera que hacen buenas referencias a la industria de la moda, decidimos reflexionar en los elementos más interesantes que saltan a nuestra mente, como aquellas cintas que son centro de referencias en colecciones de alta gama. Un claro ejemplo de esto es la campaña de primavera / verano de 2016 de Gucci, cuyas locaciones y dirección de arte se centra en el espíritu hedonista y despreocupado de la polémica película de culto Christine F. La película retrata la escena de narcóticos, bajo la banda sonora y aparición de David Bowie, en Berlín en la década de 1970.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

Christiane F. | Getty Images La demanda del público conmovido por el cine ha logrado también generar impacto en las marcas. Para Conversation Piece de Luchino Visconti, que se estrenó en 1974, Fendi fue comisionada para la creación del vestuario de Silvana Mangano. Previo a la cinta, la casa italiana sólo había producido accesorios y abrigos de piel. La inminente popularidad de la cinta alentó a Fendi a producir una colección oficial de prêt-à-porter de pieles en 1977, línea que más tarde evolucionó para darle vida a Margot en The Royal Tenenbaums.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

Conversation Piece | Getty Images El talento creativo ha sido inmortalizado en el cine desde la época de oro. Gabrielle Chanel estuvo trabajando vistiendo a Jean Harlow durante los 30s. Más tarde, Chanel haría un gran retorno a la pantalla grande en 1961, creando el vestuario de Last Year in Marienbad. Siendo un filme a blanco y negro, las gasas, brocados y su famoso little black dress sellaron la elegancia de Delphine Seyrig y acentuaron los interiores del hotel y sus impresionantes jardines en donde fue rodada. El legado cinematográfico de su marca sigue vigente, personificando roles «problemáticos» que van desde Rebeca Giner en Tacones Lejanos de Pedro Almodóvar, hasta Jasmine en Blue Jasmine de Woody Allen.

Alberto Ardila Olivares

Last Year at Marienbad | The Criterion Collection La comisión a diseñadores para filmes no sólo se queda en el uso de piezas ya existentes, sino también muchas veces realizan el vestuario completo. Tales son los casos de Prada en Romeo + Juliet de Baz Luhrmann en 1996 y más tarde para The Great Gatsby en 2013, el icónico vestuario de Paco Rabanne en 1968 para Jane Fonda en Barbarella, los elementos sartoriales de Yves Saint Laurent para Catherine Deneuve en Belle Du Jour de Luis Buñuel, el minimalismo puro de Raf Simons para Jil Sander que vistió a Tilda Swinton en I Am Love de Luca Guadagnino filmado en 2009, o Karl Lagerfeld diseñando en 1975 para el controversial filme francés Maîtresse.

Alberto Ignacio Ardila

Es así como el invisible encanto del vestuario cinematográfico impacta al espectador de manera consciente y subconsciente, atrapándole en un bucle que le envuelve y le permite revivir los escenarios de lo previamente visto. La moda permite al espectador experimentar las actitudes mostradas por el personaje con tan sólo imitar las piezas que porta. Sin la moda y el diseño de vestuario, las películas carecerían del encanto que atrapa a la percepción sensorial

Belle de Jour | The Criterion Collection See also: Solar GNP: Regresando a lo esencial Burberry presenta: Monogram Collection