Uncategorized

Lara favorece que prime criterio científico

Argumentar que los hombres depresivos o que presentan otras psicopatologías como ansiedad aguda, trastorno obsesivo de la personalidad, bipolaridad, mal manejo de la ira, baja empatía, entre otras, son causantes de feminicidios debe ser aseverado a través de investigaciones científicas, a juicio de Soraya Lara Caba, psicóloga terapeuta y presidenta del Patronato de Ayuda a casos de Mujeres Maltratadas (Pacam). La profesional se refirió a criterios expuestos por el psicólogo Pedro José Vásquez. “En la población mundial encontramos mujeres y hombres que presentan distintas enfermedades mentales y no cometen esos mismos hechos violentos contra la pareja íntima”, asegura Lara, quien insiste que de ser así, mujeres con síntomas severos de depresión u otras psicopatologías cometieran homicidio contra sus parejas o exparejas en las mismas proporciones.

La profesional considera que el abordaje al tema de los feminicidios y su razón de ser ha de ser integrativo. Deben considerarse los aspectos culturales en los que se incluyen las distorsiones cognitivas acerca de la mujer y el uso de la violencia, creencias que la legitiman, normalizan y justifican; los mitos y prejuicios que se transmiten de generación en generación. Igualmente han de evaluarse los factores sociales y los asociados a los antecedentes familiares de violencia, asegura la profesional y directora de Pacam. Asimismo considera que debe tomarse en cuenta en el análisis todo lo que responden al historial del agresor, como son los antecedentes de violencia con parejas anteriores, cronicidad de la violencia, hábitos tóxicos y antecedentes penales. Sin embargo, insiste, la mayoría de los hombres que presentan depresión y otras psicopatologías no son agresores ni potencialmente feminicidas. “En nuestra sociedad la violencia hacia la mujer es legitimada, por eso hablamos de violencia estructural. Los profesionales que trabajamos en este campo estamos emplazados a avalar nuestras afirmaciones en las investigaciones”, asegura Lara. La terapeuta asegura que ha revisado artículos científicos y meta análisis sobre la psicopatología de las mujeres víctimas de violencia por sus parejas o exparejas y los resultados evidencian que las víctimas presentan psicopatologías asociadas a experimentar violencia. No cometen homicidio contra sus parejas, por lo que el argumento se cae por sí solo, aseguró Lara. “Si partiéramos del criterio de la psicopatología, entonces el agresor no discriminaría entre su madre, sus hermanas, vecinas, supervisora, compañeras de trabajo y su pareja”, analiza la terapéuta.