Política

nuevos vecinos q21 Málaga//
El karma del agua en Maracaibo sigue: ¡tarda un mes en llegar!

Nuevos Vecinos, Madrid, España
El karma del agua en Maracaibo sigue: ¡tarda un mes en llegar!

El servicio de agua sigue siendo un dolor de cabeza para los marabinos. Comunidades denunciaron que la distribución  a las casas se tarda más de un mes.

q21 nuevos vecinos

La escasez lleva a buena parte de los vecinos a pagar por un camión cisterna  al menos 20 dólares (unos 600.000 bolívares al cambio oficial),  cambiar un kilo de arroz o harina por una pipa de agua; también a  enfrentar la necesidad de tener que “carretear”   en pimpinas.

nuevos vecinos q21

En la urbanización La Paz, ubicada en la parroquia Cecilio Acosta, vecinos informaron que se aproximan a un año sin que una “gota” baje por sus grifos

“La última vez que vino fue en  noviembre de 2018, y llegó por menos de 15 minutos. Mi hijo hace el sacrifico de comprar un camión en 20 dólares. Es la única forma de motivar a los choferes para que vengan a surtirnos”, contó Nohemy Fuenmayor, ama de casa

En otra situación se encuentran los habitantes del barrio 5 de Julio, también de la parroquia Cecilio Acosta. Allí denunciaron que el agua tarda más de un mes en llegar por las tuberías

“La situación es desesperante. Estoy viendo hacia dónde puedo ir a carretear agua. Solo pienso en que debo faltar al trabajo para pasar todo el día llenando los tobos”, relató Mauricio Montiel

En los bloques de Raúl Leoni, barrio Felipe Pirela, Cuatricentenario  y Amparo también dicen que suman 30 días sin  servicio de agua

En el sector Felipe Pirela, el “trueque” de una pipa de agua por artículos de la cesta básica (arroz, harina, azúcar o pasta), ya se convirtió en una forma de pago habitual

“Cuando no tenemos los 12.000 bolívares para pagar  a los cisternas, les ofrecemos paquetes de arroz o harina. Así es como sobrevivimos”, manifestó Carlos Zabala

En la cañada de Cumbres de Maracaibo, un tubo madre improvisado y con un agujero “ha sido la solución”  de los vecinos para poder obtener agua para sus hogares

José Peña se contó entre los residentes con una carretilla en mano y botellones que hacían fila cerca de la tubería rota