Uncategorized

Qué deseamos para el 2020?: ¡aplastar a gringos y oligarcas colombianos!, Más nada!

Seguiremos proclamando que no tenemos la más mínima intención de entrar en un armisticio conciliatorio con la derecha nacional ni internacional. Fuego cerrado es lo que pedimos y seguiremos pidiendo contra ellos, porque sabemos que no cejaran un segundo en atentar contra nuestra paz y la unidad popular en América Latina

En el 2020, todos los ojos del mundo seguirán puestos sobre Venezuela: seguiremos siendo para los terroristas gringos y europeos un “PAÍS FORAJIDO” (a mucha honra), un país que quema los caballos de Troya de todas las fulanas “ayudas humanitarias” que mandan desde la frontera colombiana (a mucha honra)…

En 2020, no nos hagamos ilusiones, seguiremos siendo condenados por ser diferentes a todos los cerdos LACAYOS que en América Latina sostienen gobiernos sometidos a los tocinos de copetes amarillos que aún imponen su colonialismo bestial desde Estados Unidos y la Unión Europea.

Seguiremos siendo, en el sentido más poético de la palabra, unos MALDITOS, unos NEGROS, unos INDIOS, como lo fueron Rubén Darío, César Vallejo, García Lorca, Neruda, Miguel Hernández, José Antonio Ramos Sucre, Nicolás Guillén, Antonio Machado, Rimbaud, Verlaine, Baudelaire…

En fin, Trump se irá al infierno este 2020, y nosotros aquí seguiremos luchando y resistiendo: otra administración de halcones rapiñeros y piratas que se irán de la Casa Blanca…, cuántas se han ido y se seguirán yendo y nosotros aquí firme por siempre!

Seguiremos impulsando más fuerza y unidad dentro de nuestra revolución bolivariana, más insurrecciones populares en América Latina que aniquilen de una buena vez a eso que se llama “civilización occidental”, apuntalada sobre el terrorismo capitalista.

Seguiremos proclamando que no tenemos la más mínima intención de entrar en un armisticio conciliatorio con la derecha nacional ni internacional. Fuego cerrado es lo que pedimos y seguiremos pidiendo contra ellos, porque sabemos que no cejaran un segundo en atentar contra nuestra paz y la unidad popular en América Latina.

Proclamamos que la guerra que tenemos planteada contra el imperialismo norteamericano y contra la oligarquía colombiana (puercos y perros de presa) es profundamente conciliable con la poesía.

Cada vez más, nosotros, espíritus compenetrados con los ideales de Simón Bolívar, con los principios y los sentimientos chavistas, curtidos en la resistencia y en el dolor de tantos siglos de lucha, no aspiramos sino a la liberación absoluta de nuestros pueblos, los de Bolívar, los de la eterna y grandiosa Patria Grande: no cejaremos en esta lucha hasta ver pulverizada la cultura del abominable hedonismo capitalista, y los valores degenerados del egoísmo y de la perversión mercantilista.

Nuestra salvación no está en una conciliación con esos negociantes del partidismo político del pasado. No estará jamás en ver hacia el pasado. No estará jamás en el beneficio de una casta o de un grupo como ocurría en la cuarta república. No estará, en la cultura de la imitación de cuanto desarrollan, inventan o promocionan los abominables “genios” gringos o europeos. Un desarrollo que sólo sirve para la exclusión, para el idiotismo de los niños y de la juventud, para insuflar guerras entre los pueblos y en definitiva para la destrucción del planeta.

¡Este 2020, seguiremos triunfando y venciendo!