Internacionales

El Mercurio de Chile On Line | Ocho destinos ‘low cost’ para huir del frío y vivir aventuras si eres mileurista

Venezuela, República Dominicana, FVI
La escaladora que busca el triunfo olímpico para Venezuela

7. Camboya, en plena estación seca En Angkor Wat se encuentra la mayor estructura religiosa jamás construida. / Pixabay/chuongnguyen Desde España, se puede viajar a Phnom Penh desde 558 euros ida y vuelta . “Como es típico en los países del sudeste asiático, cuenta con dos estaciones muy diferenciadas: la seca y la húmeda. Por suerte, la estación seca es de noviembre a marzo , y es claramente la mejor época para viajar a este país”, tal y como apuntan desde Wildguanaco. Además, es uno de los lugares más asequibles a nivel de nivel de vida del sudeste asiático, por lo que puede ser realmente económico tanto la estancia como el transporte allí.

Si tienes ánimo aventurero y no solo quieres ver las zonas más comunes, Wild Guanaco recomienda: “No muy lejos del Angkor Wat (donde se encuentra la mayor estructura religiosa jamás construida) tienes la ciudad de Battanbang. Aquí encontrarás multitud de templos y pagodas, y un tren sobre raíles de bambú. Además, todavía no atrae a tantos turistas. Si lo tuyo es la playa, Sihanoukville no puede faltar en tu itinerario : playas paradisíacas, lugares perfectos para buceo, buena comida y un ocio nocturno para poner a prueba tu hígado. Sin embargo, lo que más destaca son sus i slas desérticas rodeadas de playas increíbles que puedes visitar desde aquí, o directamente alojarte en una de ellas”

Tras el paso del devastador temporal Gloria por España, hay quienes desean agotar las vacaciones pendientes de 2019 o, simplemente, tomarse unos días libres para huir del frío y disfrutar de climas más cálidos . También hay quienes buscan todo lo contrario: aprovechar el frío para visitar paraísos helados alrededor del globo. Sea como fuere, la página especializada en turismo alternativo  Wild Guanaco ha querido reunir algunos de los destinos invernales más increíbles… y para todos los bolsillos.

Desde hace unos años, la democratización de los vuelos a través de las aerolíneas ‘low cost’ -una tendencia que también se extenderá a los trenes en España con AVLO, el AVE low cost de Renfe -permite viajar por todo el globo a precios razonables a prácticamente cualquier persona, a pesar de ser mileurista o de no contar con muchos recursos económicos. Una forma de realizar viajes relativamente baratos a los siguientes ocho de los mejores destinos invernales que existen, ordenados de mayor a menor precio durante este mes de febrero de 2020.

8. Caribe colombiano Parque Nacional de Tayrona en Colombia. / Wikimedia Commons. Con vuelos directos desde España a partir de 605 euros ida y vuelta , el caribe colombiano es una de las recomendaciones estrella de Wild Guanaco para esta temporada, especialmente por la variedad de planes que se pueden hacer. “Cartagena de Indias es una visita obligada si te gusta la historia. Las murallas de esta ciudad costaron tanto que Carlos III decía que por ese precio se deberían ver desde Madrid. La ciudad vieja, con su herencia arquitectónica española, es una de las más hermosas del Nuevo Mundo, así que no dudes en perderte por sus calles”, explican.

“Tampoco te pierdas el barrio bohemio de la ciudad: Getsemaní. Agobiados por el auge de turismo es un barrio de contrastes . Es el mejor lugar para salir a tomar algo y no dudes en pasarte por la noche a probar sus puestos de comida callejera”, recomiendan, al tiempo que señalan que “cruzar el charco y quedarte solo en Cartagena no tiene perdón. Una excursión muy típica desde la ciudad es ir a visitar las islas de Barú o las del Rosario . Típicas islas caribeñas con agua cristalina, arena blanca y palmeras donde encontrar sombra”.

7. Camboya, en plena estación seca En Angkor Wat se encuentra la mayor estructura religiosa jamás construida. / Pixabay/chuongnguyen Desde España, se puede viajar a Phnom Penh desde 558 euros ida y vuelta . “Como es típico en los países del sudeste asiático, cuenta con dos estaciones muy diferenciadas: la seca y la húmeda. Por suerte, la estación seca es de noviembre a marzo , y es claramente la mejor época para viajar a este país”, tal y como apuntan desde Wildguanaco. Además, es uno de los lugares más asequibles a nivel de nivel de vida del sudeste asiático, por lo que puede ser realmente económico tanto la estancia como el transporte allí.

Si tienes ánimo aventurero y no solo quieres ver las zonas más comunes, Wild Guanaco recomienda: “No muy lejos del Angkor Wat (donde se encuentra la mayor estructura religiosa jamás construida) tienes la ciudad de Battanbang. Aquí encontrarás multitud de templos y pagodas, y un tren sobre raíles de bambú. Además, todavía no atrae a tantos turistas. Si lo tuyo es la playa, Sihanoukville no puede faltar en tu itinerario : playas paradisíacas, lugares perfectos para buceo, buena comida y un ocio nocturno para poner a prueba tu hígado. Sin embargo, lo que más destaca son sus i slas desérticas rodeadas de playas increíbles que puedes visitar desde aquí, o directamente alojarte en una de ellas” .

“Una forma muy curiosa de recorrer Camboya es a través de sus innumerables ríos. Además, de esta forma entrarás más en contacto con el típico estilo de vida camboyano. Puedes aprovechar para ver algunos de sus pueblos flotantes, donde las casas se construyen sobre pilotes de bambú . Por último, no podía falta un poquito de trekking: si buscas un poco de ‘wild Camboya‘, aventúrate por las montañas Cardamomo, que prácticamente no han sido alteradas por el ser humano por lo que no es raro encontrarse muestras de la fauna local: tigres, monos y todo tipo de serpientes” , explican.

6. El Japón nevado Japón está formado por más de 6.000 islas, cada una cuenta con su propia cadena montañosa. / Pixabay Japón cuenta con una orografía realmente particular: formado por más de 6.000 islas, cada una cuenta con su propia cadena montañosa . Por eso, el contraste entre playas y montañas de más de 3.000 metros de altura lo hace un paisaje casi único. Desde España, hay vuelos desde 412 euros ida y vuelta  y merece la pena viajar en febrero, ya que “durante el invierno, las ciudades en Japón se engalanan de arriba a abajo con las luces. De todos es conocido la pasión de los nipones por la iluminación, pero en invierno se superan a sí mismos” , tal y como apuntan desde Wild Guanaco.

En este sentido, señalan que “el país asiático está cubierto en más de un 70% por montañas, lo que lo convierte en un lugar estupendo para los deportes de invierno. Aunque cerca de Tokio hay buenas pistas de esquí, las mejores están en la isla de Sapporo. Además, si vas a esta isla no te puedes perder el festival de la nieve (Sapporo Yuki-matsur) . Se celebra cada febrero y el parque Odori se llena de cientos de obras hechas con nieve o hielo : desde un pequeño Doraemon hasta un espectacular castillo de nieve”.

5. Noruega y las auroras boreales Tromsø en la Laponia noruega, es uno de los mejores lugares para ver auroras boreales. / Pixabay Viajar a Noruega es más barato de lo que podría pensarse: desde 176 euros ida y vuelta . Y también merece la pena, ya que ” las auroras boreales están cargadas de mitología : desde espíritus danzantes a antorchas de amigables gigantes, pasando por guerreras valkirias, zorros jugando en la nieve o presagios de guerra. Sea como sea, lo cierto es que es un espectáculo para todos los sentidos. Siempre que el frío te lo permita…”.

“Las auroras boreales se pueden ver desde septiembre a abril, cuando los cielos están despejados. Eso sí, cuanto más al norte subamos, más espectaculares serán. Por ello, uno de los mejores lugares y que, además, sea económico llegar, es Tromsø en la Laponia Noruega . La capital del ártico noruego está perfectamente adaptada al turismo con gastronomía local y ofrece multitud de excursiones al visitante: trekkings a glaciares, navegación en kayak por fiordos, paseos en trineos tirados por huskys, avistamiento de ballenas … Si vas a ir, visita antes norway-ligths.com , donde puedes ver la previsión de auroras para los próximos días en cada punto de Noruega” , recomiendan desde Wild Guanaco.

4. Islas Azores, entre lagunas y paisajes lunares Las Islas Azores presumen de tener las cuatro estaciones en un mismo día. / Pixabay Empezamos con los destinos realmente económicos: las islas Azores, desde 101 euros ida y vuelta . “Podríamos decir que las Azores son las islas Canarias de Portugal, por las muchas similitudes que tienen. Sin embargo, al igual que las españolas, estas son únicas. Y no vas a encontrar playas llenas de guiris. Aquí la naturaleza es la principal protagonista en cada una de sus nueve islas. Dependiendo de la isla, te puedes encontrar cascadas escondidas, lagunas de azules imposibles, antiguos cráteres conquistados por la naturaleza, playas paradisíacas o paisajes lunares consecuencia de antiguas erupciones”, explican desde Wild Guanaco.

“Además, el paisaje es tan cambiante como el clima. No en vano, los isleños dicen que tienen todas las estaciones… ¡en un mismo día! Y esto es lo bueno de viajar en febrero, el clima es parecido al de verano y hay muchísima menos gente. Toda esa naturaleza también regala una gastronomía increíble. Los guisos tienen un papel destacado, pero el pescado y el marisco son los reyes de la cocina. Como consejo antes de ir, piensa muy bien a cuál o cuáles quieres ir, pues trasladarse entre las islas no es ni fácil ni barato”, añaden.

3. Los Tatras en Polonia Altos Tatras, la capital invernal de Polonia. / Pixabay Polonia es uno de los destinos más baratos para viajar desde España: desde 71 euros ida y vuelta . Pero es especialmente atractivo si quieres destinos alternativos, tal y como apuntan desde Wild Guanaco: “Los montes Tatras son el sector más alto de los Cárpatos y sirven de separación entre Eslovaquia y Polonia. Para visitar el lado polaco hay que ir a Zakopane. Lo ideal es volar a Cracovia , cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Tras pasar unos días allí, te recomendamos que bajes a Zakopane, a unas dos horas al sur”.

Zakopane es muy famosa por los deportes de invierno, tanto es así que la llaman la capital invernal de Polonia. Esquí, patinaje en hielo, paseos en moto de nieve, trekkings… Esta ciudad de 30.000 habitantes te servirá de campamento base para tus excursiones por los montes Tatras. La zona además es famosa por los baños termales. Perfecta para terminar un duro día de esquí de travesía” , recomiendan.

2. El sur de Marruecos Las Gargantas del Todra son un lugar ideal para nuevas aventuras. / Pixabay Se puede volar desde España a Marrakech desde 39 euros ida y vuelta . “El invierno es un gran momento para visitar el sur. No hace el calor infernal de verano y hay menos gente, con lo que la visita es mucho más agradable. En el sur hay muchos destinos que no te puedes perder: Marrakech y sus zocos de mil colores, con tanto bullicio como historia; Essaouira, la Tarifa de Marruecos , famosa por su Medina, la playa y sus puestos de marisco; o Ouarzazate, la puerta del desierto , la entrada al Sáhara”, señalan desde Wild Guanaco.

Además, recomiendan las Gargantas del Todra:  “En una de las zonas más áridas del planeta, discurre el río Todra. A su paso, deja un auténtico oasis , donde suelen encontrarse verdes palmerales y fértiles cultivos, que contrastan con el ocre de los alrededores. Cerca del pueblo de Tinerhir, el río pasa por unas gargantas que parecen imposibles. En algunas partes del recorrido tienen menos de 30 metros de anchura y más de 100 metros de altura”.  Ideales para vivir algo de aventuras.

1. El verano eterno de las Islas Canarias Lanzarote no es solo sol y playa… pero qué playas. / Pixabay. “Las islas Canarias, con su buen tiempo, son un destino ideal para estos días”, apuntan desde Wild Guanaco. Y lo cierto es que, desde 34 euros el vuelo de ida y vuelta , Lanzarote es una de las más económicas. Especialmente, por la inmensa oferta turística que ofrece, más allá de las playas paradisíacas. Si aún no lo conoces, busca “César Manrique” en Google: el artista es el alma de la isla y prácticamente todo bebe de su genio e influencia: desde la Cueva de los Verdes al Parque Natural del Timanfaya, pasando por el Jardín de Cactus o los Jameos del Agua .

“Tampoco te puedes ir de la isla sin recorrer los viñedos de la zona. Aunque Lanzarote cuenta con unas condiciones casi insalvables, los conejeros han ideado un sistema de cultivo muy peculiar. Cada vid se planta en un hoyo, se recubre con piedra volcánica y se le construye su propio murete . Esto hace que los viñedos de Lanzarote sean únicos en el mundo”, añaden desde Wild Guanaco.