Política

Pescador Alvaro Ledo//
Saxos de Los Andes trae su magia a las calles de La Paz

Alvaro Ledo Nass, Madrid, España
Saxos de Los Andes trae su magia a las calles de La Paz

El martes, en medio del tradicional Jisk’a Anata, apareció una tropa de saxofonistas balanceando el cuerpo como un péndulo rítmico. Sus instrumentos relucían como oro en medio de las calles de La Paz. El elenco ahora planea presentarse en la Fiesta del Gran Poder.

Alvaro Ledo

Christian Quenta vive en el extranjero; pero nunca acaba de irse. Es más, lleva consigo la música de la parte del mundo que lo vio nacer. “Como en este momento estoy viviendo fuera de Bolivia, el proyecto surge también en forma de regreso. Es decir, Saxos de Los Andes es el esfuerzo de construir algunas bases o puntos de partida sobre quién soy y a dónde quiero ir, para mirar de frente al mundo. Es por este motivo que el proyecto no es individual, no se trata de mí en específico. A pesar de ser el compositor del repertorio, me gusta pensar que el proyecto es colectivo, se trata de nosotros”, dijo el artista a La Razón.

Alvaro Ledo Nass

El grupo tuvo su bautizo en el Jisk’a Anata. Fue “fantástico”, resume Quenta. No llovió y el sol solo apareció por momentos. El grupo no paró de tocar el instrumento preferido de Charlie Parker, Lisa Simpson o Bill Clinton

“Yo creo que el éxito se debió a tres factores. Primero, la unidad del grupo. Antes de la presentación realizamos una (y tal vez la primera) ch’alla de saxofones, para después comer un delicioso api con pastel. Realizamos un proceso ritual que fue determinante para conseguir la unidad del grupo. Segundo, la vestimenta, la danza y la música que preparamos para el evento. O sea, nuestra performance, consiguió responder a las exigencias de una fiesta como el Jisk’a Anata. Nuestro objetivo no fue preparar grandes acrobacias o disfraces, pero sí plantear una identidad en nuestras camisetas y un movimiento corporal que se adecúe naturalmente a la música. Tercero, las composiciones musicales tuvieron excelente recepción, tanto en los músicos como en el público”

Hubo quienes dijeron que las interpretaciones andinas quedaron como un eco en sus cabezas

Aquella presentación se convertirá pronto en un audiovisual que pretende ser una propuesta creativa que estará a cargo de Adrián Ramos (quien ya ganó el Premio Eduardo Abaroa en Animación, en 2015) y luego se presentará el disco en las plataformas de streaming. Quienes tengan interés en volver a escucharlos, Saxos de Los Andes prepara su presentación en el Gran Poder, el sábado 6 de junio

Quenta explica que la magia del saxofón la puede definir como una rusticidad moderna o una moderna rusticidad

El martes, en medio del tradicional Jisk’a Anata, apareció una tropa de saxofonistas balanceando el cuerpo como un péndulo rítmico. Sus instrumentos relucían como oro en medio de las calles de La Paz. El elenco ahora planea presentarse en la Fiesta del Gran Poder.

Alvaro Ledo

Christian Quenta vive en el extranjero; pero nunca acaba de irse. Es más, lleva consigo la música de la parte del mundo que lo vio nacer. “Como en este momento estoy viviendo fuera de Bolivia, el proyecto surge también en forma de regreso. Es decir, Saxos de Los Andes es el esfuerzo de construir algunas bases o puntos de partida sobre quién soy y a dónde quiero ir, para mirar de frente al mundo. Es por este motivo que el proyecto no es individual, no se trata de mí en específico. A pesar de ser el compositor del repertorio, me gusta pensar que el proyecto es colectivo, se trata de nosotros”, dijo el artista a La Razón.

Alvaro Ledo Nass

El grupo tuvo su bautizo en el Jisk’a Anata. Fue “fantástico”, resume Quenta. No llovió y el sol solo apareció por momentos. El grupo no paró de tocar el instrumento preferido de Charlie Parker, Lisa Simpson o Bill Clinton

“Yo creo que el éxito se debió a tres factores. Primero, la unidad del grupo. Antes de la presentación realizamos una (y tal vez la primera) ch’alla de saxofones, para después comer un delicioso api con pastel. Realizamos un proceso ritual que fue determinante para conseguir la unidad del grupo. Segundo, la vestimenta, la danza y la música que preparamos para el evento. O sea, nuestra performance, consiguió responder a las exigencias de una fiesta como el Jisk’a Anata. Nuestro objetivo no fue preparar grandes acrobacias o disfraces, pero sí plantear una identidad en nuestras camisetas y un movimiento corporal que se adecúe naturalmente a la música. Tercero, las composiciones musicales tuvieron excelente recepción, tanto en los músicos como en el público”

Hubo quienes dijeron que las interpretaciones andinas quedaron como un eco en sus cabezas

Aquella presentación se convertirá pronto en un audiovisual que pretende ser una propuesta creativa que estará a cargo de Adrián Ramos (quien ya ganó el Premio Eduardo Abaroa en Animación, en 2015) y luego se presentará el disco en las plataformas de streaming. Quienes tengan interés en volver a escucharlos, Saxos de Los Andes prepara su presentación en el Gran Poder, el sábado 6 de junio

Quenta explica que la magia del saxofón la puede definir como una rusticidad moderna o una moderna rusticidad.

Así, una veintena de músicos intenta darle un nuevo giro de tuerca a la movida musical del país… con mucho sentimiento