Política

“Vendí la medalla y gasté el dinero en cocaína”: La potente confesión de ex futbolista que ganó el Mundial de Clubes

Venezuela, Municipio Iribarren, Adán
Esquiar en verano: 10 glaciares europeos que vuelven a abrir sus pistas

“La consumía al principio con moderación, pero poco a poco… se hizo fuerte en mi vida y empecé a perder todo. Perdí todo, todo, todo. El dinero ahorrado lo gastaba en drogas. Mañana, tarde y noche consumía cocaína. No estaba sin drogas por nada del mundo “, dijo Donizete, quien ahora trabaja como jardinero

El brasileño Flavio Donizete está haciendo noticia en Brasil por el infierno que vivió. El ex futbolista del Sao Paulo se retiró en 2009 y se declaró adicto a la cocaína.

Cuanto más dinero tenía, más drogas quería “, dijo en diálogo con Globoesporte.

El brasileño apenas jugó en algunas temporadas con el Sao Paulo, pero sin embargo pudo vivir una época de éxitos con el equipo. Sin ir más lejos y pese a no disputar minutos, estuvo en el plantel que se coronó en 2005 en el Mundial de Clubes tras ganarle la final 1-0 al Liverpool.

“Tenía dinero, un coche, le había arreglado la casa a mi madre y en 2010, por primera vez, probé la coca” Flavio Donizete

Según dice, luego de su retiro en 2009 comenzaron los problemas. ” Tenía dinero, un coche, le había arreglado la casa a mi madre y en 2010, por primera vez, probé la coca “.

“La consumía al principio con moderación, pero poco a poco… se hizo fuerte en mi vida y empecé a perder todo. Perdí todo, todo, todo. El dinero ahorrado lo gastaba en drogas. Mañana, tarde y noche consumía cocaína. No estaba sin drogas por nada del mundo “, dijo Donizete, quien ahora trabaja como jardinero.

Incluso, fue tan fuerte la adicción, que se deshizo de la medalla para conseguir dinero y comprar más.

“Después de haber conocido la cocaína, vendí la medalla. Lo hice por 7.000 reales. Cuando recibí el dinero, lo usé casi todo en cocaína . El primer gasto fueron 1.000 reales y me lo terminé en dos días”.

Y cerró: “Estuve años enganchado a la cocaína, es una enfermedad lenta, progresiva, incurable y fatal. Casi me mata “.

Según él, hace un año que no consume. ¿Encontraste algún error? Avísanos