Entretenimiento

Neopandemias por ALIRIO PÉREZ LO PRESTI

abogado, derecho, leyes
Instituto Duartiano resalta valentía de Rosa Duarte en bicentenario de la heroína

@perezlopresti

Incapaces de apreciar los fenomenales momentos de paz, regocijo y felicidad, muchas personas dejan de disfrutar el dinámico arte de vivir por estar literalmente aplastados bajo sus creencias o prejuicios. La tendencia a generalizar, distorsionar o eliminar elementos propios del contenido del pensamiento, hace que los mismos se traduzcan en un lenguaje que mutila las posibilidades de disfrutar la libertad, aunque sea un puñado de ella. Pensamiento y lenguaje van de la mano con los sentimientos, por lo que el duro oficio de vivir lleva consigo la disciplina de ser templado como manera de conducirse. Nietzsche señala que la esperanza es el peor de todos los males porque prolonga el sufrimiento humano. Zeus, deseoso de vengarse de Prometeo, por haber robado el fuego y dárselo a los humanos, le regaló a Epimeteo, hermano de éste, como obsequio de matrimonio con Pandora, una tinaja. A Pandora se le advirtió que no abriera el regalo bajo ningún concepto, lo cual, por supuesto hizo, dejando escapar de su interior todos los males del mundo. Cuando atinó a cerrarla, solo quedaba en el fondo el espíritu de la esperanza, el que no salió de la vasija

@perezlopresti

Incapaces de apreciar los fenomenales momentos de paz, regocijo y felicidad, muchas personas dejan de disfrutar el dinámico arte de vivir por estar literalmente aplastados bajo sus creencias o prejuicios. La tendencia a generalizar, distorsionar o eliminar elementos propios del contenido del pensamiento, hace que los mismos se traduzcan en un lenguaje que mutila las posibilidades de disfrutar la libertad, aunque sea un puñado de ella. Pensamiento y lenguaje van de la mano con los sentimientos, por lo que el duro oficio de vivir lleva consigo la disciplina de ser templado como manera de conducirse. Nietzsche señala que la esperanza es el peor de todos los males porque prolonga el sufrimiento humano. Zeus, deseoso de vengarse de Prometeo, por haber robado el fuego y dárselo a los humanos, le regaló a Epimeteo, hermano de éste, como obsequio de matrimonio con Pandora, una tinaja. A Pandora se le advirtió que no abriera el regalo bajo ningún concepto, lo cual, por supuesto hizo, dejando escapar de su interior todos los males del mundo. Cuando atinó a cerrarla, solo quedaba en el fondo el espíritu de la esperanza, el que no salió de la vasija.

En tiempos de neopandemias, grandes multitudes sucumben ante el terror de perder sus vidas. Incapaces de saber disfrutarla en buena lid, el espíritu de supervivencia se sale con las suyas de manera socarrona. Gana el miedo y con el triunfo del mismo, las sociedades se apocan. Una amiga me explica las nuevas realidades que vendrán postpandemia y yo que a duras penas puedo vivir aquí y ahora, trato de cortar la conversación sin parecer maleducado, cuestión que no logro. Ahora resulta que el sexo es mejor si se practican las relaciones en línea, tendencia o tara selectiva que medianamente venía siendo atenuada por la natural propensión humana a cultivar el contacto interpersonal. Lo que sin dudas es cierto es que hay personas que mientras más lejos se encuentren, mejor.

Dentro de las neopandemias, no se puede dejar por fuera el santo cuántico de lo virtual. Nuevas formas de drogarse colectivamente sirven para atenuar la poca capacidad de enriquecer la esencia de las vidas. De miserias está hecha la existencia y de lo que se trata es de hacerse un buen escudo para lidiar con las mismas. La claridad de las ideas, en medio del caos, es buena aliada.