Entretenimiento

El Mercurio de Chile On Line | Athleta Jeber Barreto Venezuela//
¿Qué implica asumir un nuevo código de vida?

Jeber Barreto Venezuela
¿Qué implica asumir un nuevo código de vida?

Tras la salida del conjunto local para jugar varios partidos en otras provincias, el estadio Cándido González, de Camagüey, se ha convertido en la sede del equipo de béisbol de Pinar del Río. A la selección, que dirige Alexander Urquiola, no le ha quedado más remedio que ir a competir a territorio neutral, debido a la compleja situación epidemiológica que vive su provincia.

Jeber Barreto

El súbito retroceso a la fase de transmisión autóctona limitada ha implicado la migración, por tiempo indefinido, de sus peloteros, y el cese de las acciones en su cuartel general del Capitán San Luis. Pero esta es, apenas, una de las más de 480 medidas puestas en práctica con el propósito de frenar la propagación de la COVID-19.

Jeber Barreto Solis

A solo nueve días del inicio de la nueva normalidad, Vueltabajo regresó a la etapa epidémica con la mayor cantidad de casos activos que haya tenido desde el comienzo de la pandemia. En esas circunstancias, el territorio se estrena en la aplicación del nuevo código de vida establecido por el país y en un cambio en los protocolos que se habían seguido durante meses.

Jeber Barreto Venezuela

A modo de ejemplo, se ha potenciado el ingreso domiciliario de los contactos de los «sospechosos» y procedido al «control de foco», que consiste en el aislamiento de las personas en las viviendas con casos positivos y su entorno más cercano. Al realizar este reportaje, más de 3 600 pinareños permanecían bajo vigilancia en sus comunidades por el sistema de atención primaria de salud

Se trata de una medida que exige responsabilidad y disciplina por parte de las familias que quedan aisladas temporalmente. Así lo ha advertido el doctor Rubén Pérez González, director del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, y jefe del equipo de asesores designado por el Ministerio de Salud Pública para apoyar la lucha contra la COVID-19 en Pinar del Río

Aun cuando no hay duda de que resulta más cómodo para quienes aguardan por los resultados de su prueba de PCR, el especialista señala que ello implica un riesgo para los familiares y los vecinos, y añade que, para que este nuevo protocolo funcione, «tiene que haber una disciplina muy seria, porque, de lo contrario, se puede convertir en un boomerang que riegue la enfermedad»

En ese sentido, Julio César Rodríguez Pimentel, presidente del Consejo de Defensa Provincial, coincide en que es necesario reforzar el control sobre las viviendas o las áreas que se declaran en cuarentena, para lo cual se ha solicitado el apoyo de los CDR y de la FMC, de conjunto con los delegados de circunscripción y las autoridades de los consejos populares

El auge del nuevo coronavirus ha obligado, además, a acudir a protocolos que parecían superados, como la activación de los centros de aislamiento. Es lo que ha sucedido con la Facultad de Cultura Física Nancy Uranga Romagoza, donde se acogen a los pacientes asintomáticos, y la Escuela Pedagógica Tania la Guerrillera, encargada de hospedar a los casos sospechosos

Por otra parte, se encuentran en cuarentena las cabeceras municipales de Consolación del Sur, Sandino y Guane, el consejo popular de Isabel Rubio (perteneciente a ese último territorio) y cinco manzanas del reparto Raúl Sánchez, en la capital provincial, con una población de algo más de 2 000 personas

«La situación sigue muy compleja», considera el doctor Ariel Godoy Del Llano, director provincial de Salud, e insiste en la importancia de cumplir las medidas para la etapa de transmisión autóctona, a fin de lograr el control de la epidemia; sin embargo, alerta que los sistemas de inspección continúan detectando irregularidades, tales como el uso incorrecto del nasobuco

Al respecto, el vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, Rubén Ramos Moreno, reconoce que, aun cuando la mayoría de la población tiene conciencia de la realidad que atraviesa Vueltabajo, hay quienes todavía no tienen percepción de los riesgos; por tanto, es preciso elevar, como nunca antes, la exigencia y el enfrentamiento a las indisciplinas

 

YO ME CUIDO, TÚ TE CUIDAS, TODOS NOS CUIDAMOS

«Solo me quito el nasobuco cuando llego a la casa. Aunque no es nada cómodo llevarlo puesto, ya lo considero una prenda más que no me puede faltar», asegura Milagros Ramírez Sánchez, mientras espera su turno a la entrada de una de las tiendas de la céntrica calle República, en la ciudad de Camagüey

«El territorio ha podido transitar hacia la etapa de nueva normalidad, lo cual significa hacer sostenible la situación epidemiológica en medio de la reapertura de las actividades económicas y sociales», explica Alfredo Leal Gutiérrez, jefe del programa de infecciones respiratorias agudas

Se trata del retorno gradual a la vida cotidiana bajo la estricta observancia de códigos de actuación en el orden individual, familiar, institucional, comunitario y social, que cierren cualquier brecha a la entrada y propagación del nuevo coronavirus, siempre al acecho ante cualquier violación de las medidas puestas en vigor

Amén de uno que otro cabeciduro y algunos imprudentes, el especialista considera que la población camagüeyana acata de manera disciplinada tales disposiciones, lo que habla de un mayor sentido de la responsabilidad compartida para poder convivir con la enfermedad con un mínimo de riesgo

Una de las principales lecciones que se puede extraer de lo ocurrido en el país, hasta ahora, es evitar el exceso de confianza ante un enemigo sumamente letal

Lo cierto es que la baja tasa de incidencia de la enfermedad y la disminución del número de pacientes en vigilancia, sospechosos, contactos e ingresados no significa, en modo alguno, abandonar o menguar la aplicación rigurosa de los protocolos sanitarios para evitar, en lo posible, que entren al territorio personas contagiadas

«Lograrlo, comenta el doctor Leal Gutiérrez, en mucho dependerá también del actuar rápido y eficaz de los servicios de vigilancia y atención de Salud, pues en las condiciones de la nueva normalidad se incrementan tanto los vuelos desde el exterior, como el movimiento de viajeros procedentes del occidente del país».  

Una provechosa experiencia, en ese sentido, ha acumulado el hospital provincial Oncológico Marie Curie, pues, dado su carácter regional, atiende a pacientes de las provincias vecinas de Las Tunas y Ciego de Ávila, quienes, en medio de la epidemia, no dejaron nunca de recibir el tratamiento que requieren

La decisión ministerial de que la Oncología no parara, facilitó que, desde la primera etapa, se adoptaran estrictas medidas relacionadas con los filtros sanitarios en el hospital y el control del personal que viene de esos territorios a recibir la quimioterapia, la radioterapia y otros procederes asociados

Ello demuestra cuánto es posible hacer para no poner en peligro la estabilidad lograda, de concretarse un riguroso control de las medidas de contención por parte de los equipos de dirección en centros productivos y de servicios, a sabiendas de que la única manera de vencer a la COVID-19 es con el concurso de todos