Tecnología

Altas Cortes hacen llamado para proteger el sistema integral de paz

Durante la conmemoración de los 200 años de la primera Constitución Republicana, los presidentes de las altas cortes suscribieron una declaración en la que advierten que es necesario preservar la independencia judicial y garantizar el funcionamiento del sistema integral de paz, agregaron que “la justicia debe ser un bastión contra la ilegalidad y los abusos de poder”. “Garantizar y proteger la independencia y el cumplimiento de las finalidades del sistema de justicia transicional compromete a las ramas y órganos del poder público en todos sus niveles”, dice la declaración. Advierten que uno de los fines de la Constitución es garantizar la paz y que para ello la carta política contempla mecanismos como el “sistema integral de justicia transicional que tiene, entre sus objetivos, la satisfacción de los derechos de las víctimas y de la sociedad a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la no repetición”.

Lea aquí: JEP anuncia nuevas audiencias para escuchar a víctimas de secuestro de las Farc Pronunciamiento: Los suscritos presidentes de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo de Estado, de la Corte Constitucional, del Consejo Superior de la Judicatura, de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial y de la Jurisdicción Especial para La Paz, reunidos en Villa del Rosario (Norte de Santander), con ocasión de la conmemoración del bicentenario de nuestra primera constitución republicana, además de reiterar nuestro compromiso con los principios esenciales de la justicia, nos permitimos declarar: 1. Colombia ha de preservar la independencia judicial como uno de sus principios constitucionales más valiosos, alcanzado a lo largo de un proceso histórico que se inició hace más de dos siglos, en particular a partir de la Constitución de Villa del Rosario de Cúcuta de 1821, se profundizó con la Constitución de 1991, y se consolida diariamente con el trabajo de los servidores de la Rama Judicial. 2. Los jueces seguiremos honrando nuestro compromiso fundacional histórico, contribuyendo de esta manera a la consolidación de la democracia, al cumplimiento de la ley y al mantenimiento del sistema de frenos y contrapesos dentro del sistema político. S in importar cuánto cambien las condiciones políticas y sociales, la justicia siempre debe mantenerse como un bastión contra la ilegalidad, los abusos de poder y la vulneración de los derechos fundamentales, entre otros.

También aquí: Gobierno firmó el decreto con el que se reglamentan curules para las víctimas 3. Buscar la materialización de los valores, objetivos y postulados constitucionales es un deber de todos los colombianos y, en particular, de sus autoridades. La violencia, que de manera persistente afecta la vigencia de la Constitución e impide la convivencia pacífica y la realización de la justicia, obstaculiza nuestra vida democrática y la consecución de los fines del Estado Social de Derecho. 4. Por ello, resulta necesario recordar que uno de los fines de la Constitución es asegurar a todos los integrantes de la nación la paz, consagrada como un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento. Para su consecución nuestra Constitución contempla actualmente, entre otros mecanismos, un sistema integral de justicia transicional que tiene, entre sus objetivos, la satisfacción de los derechos de las víctimas y de la sociedad a la verdad, a la justicia, a la reparación y a la no repetición. Garantizar y proteger la independencia y el cumplimiento de las finalidades del sistema de justicia transicional compromete a las ramas y órganos del poder público en todos sus niveles. 5. La eficacia de nuestra Constitución y, en particular, la efectividad del principio de justicia material depende del buen funcionamiento de los órganos de justicia. Lo que nos corresponde como jueces es seguir cumpliendo la misión que ella nos confía, que no es otra que la solución pacífica de los conflictos y la garantía de la dignidad humana mediante la protección de las libertades y derechos de todos los colombianos.

Le puede interesar: JEP admite a excomandante de Policía que recibía 8 millones mensuales de las AUC 6. La celebración del bicentenario de nuestro primer pacto fundamental de convivencia es entonces una oportunidad para llamar a la urgente necesidad de respetar las reglas de juego del sistema democrático y de nuestra vida en sociedad. Dada en la Villa del Rosario, Norte de Santander, a los seis (6) días de octubre de dos mil veintiuno (2021).