Política

Reorganización y gestiones por la unidad y el diálogo copan la agenda opositora

Jose Carlos Grimberg Blum
Uma forma sombria de liberdade

Igualmente insistió en el tema de abordar la crisis que viven especialmente los niños “que no están comiendo en las escuelas venezolanas”, así como en la necesidad de la incorporación de “actores reales de la sociedad civil”

Gilberto Carreño

EL UNIVERSAL

Con la presencia de una coalición de organizaciones políticas que retorna con mayores ánimos a la lucha electoral, partidos que se someten a procesos de renovación interna y una creciente voluntad de diálogo dirigida a negociar salidas a la crisis que soporta el país, la agenda opositora luce repleta para este fin de mes.

La reorganización

Con renovado impulso la agrupación multipartidista identificada como Plataforma Unitaria Democrática luce dispuesta a retomar el camino en su lucha por alcanzar el poder, con su experimentado dirigente político, Omar Barboza, como secretario general, quien desde su puesto de combate anuncia la tarea de ampliar la coalición e incorporar a otros factores de la sociedad que adversan al actual gobierno. Según lo anunció a través de Unión Radio, en la mira están, entre otras organizaciones las emergentes Fuerza Vecinal y la Alianza del Lápiz, así como Vente Venezuela. Las dos últimas antiguas aliadas de la Plataforma Unitaria.

En otro frente, destaca la Acción Democrática capitaneada por Bernabé Gutiérrez, donde según lo anunció recientemente para El Universal el diputado Luis Eduardo Martínez, se disponen a realizar un recenso e inscripción de nuevos militantes; elecciones internas, fijadas para el 11 de junio, destinadas a elegir nuevas autoridades partidistas a todo nivel; actualizar las tesis doctrinarias y programáticas del partido y elaboración de un riguroso diagnóstico de la situación de Venezuela para la presentación de lo que denominan “Proyecto-País”.

De igual manera, se contempla en AD el fortalecimiento y ampliación de las relaciones con distintos sectores opositores “para en su momento seleccionar un candidato o candidata para las elecciones presidenciales”, destacó Martínez.

También Primero Justicia, otra de las organizaciones partidistas de reconocida presencia en gran parte del país, dio a conocer el cierre de su propio registro electoral, el pasado 24 del mes en curso, y convocó desde ese día a un proceso de elecciones internas pautadas para el venidero 9 de julio, con el propósito de renovar sus autoridades en los ámbitos estadal, municipal y parroquial.

Por su parte, Voluntad Popular, liderado por Leopoldo López, se sometió el pasado fin de semana al proceso de renovación y legitimación de sus autoridades que, según lo dio a conocer “va de abajo hacia arriba, ejerciendo la democracia interna y permitiendo que sean nuestros hermanos activistas quienes renueven el espíritu luchador de nuestra casa”.

Exigencias para el diálogo

A un ritmo, que no es precisamente el más deseado por quienes aspiran participar de él, se mantiene la promesa y anuncios de los sectores hasta el momento más comprometidos con el proceso: el Gobierno de Nicolás Maduro y el sector de la oposición que lidera el expresidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó.

Los diferentes medios de comunicación social registran la abundancia de pronunciamientos particulares y de organizaciones que proponen, entre otras, mayor amplitud de sectores y definición de propósitos del proceso.

Esta semana destacan, entre otros, el del primer vicepresidente de la Comisión para el Diálogo, La Paz y la Reconciliación Nacional, diputado Luis Eduardo Martínez, quien además de expresar su convencimiento en el diálogo “como única vía para superar la recurrente crisis venezolana”, planteó la necesidad de que sea “incluyente y considerar a factores de la sociedad distintos al oficialismo y a una porción, minoritaria por cierto, de la oposición”.

Además, insistió Martínez en que se celebren en Venezuela, por considerar que están dadas todas las condiciones para que se den en el país, ya que –según estima- facilitaría el proceso, se alcance una mayor transparencia en las decisiones, y que al mismo tiempo se privilegie lo político electoral”.

También se conoció el planteamiento del presidente de la Alianza del Lápiz, Antonio Ecarri, quien sugirió actualizar a los actores políticos que participarán en el proceso, por considerarlo “una foto vieja” que, a su juicio, da la sensación de estar en el año 2015.

“Tenemos que actualizar los actores, estos son unos actores ya vencidos. Tanto del gobierno como de la oposición tradicional venezolana cuentan con 80 % del rechazo del país”, dijo Ecarri en entrevista con el periodista Sergio Novelli.

Igualmente insistió en el tema de abordar la crisis que viven especialmente los niños “que no están comiendo en las escuelas venezolanas”, así como en la necesidad de la incorporación de “actores reales de la sociedad civil”.

[email protected]

Siguenos en Telegram , Instagram , Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones