Deportes

Ariel José Martínez Coujil: Bancamiga ha registrado un crecimiento acelerado a partir de la pandemia

En entrevista exclusiva con Banca y Negocios, el ejecutivo resaltó que Bancamiga ha registrado un crecimiento acelerado a partir de la pandemia de covid-19 que, a su juicio, fue una coyuntura importante, porque sirvió para que el banco desarrollara una batería de productos dirigidos a facilitar las transacciones en momentos de cuarentena, lo que le permitió expandir su base de clientes y cuentas activas de una forma exponencial.

De hecho, según Ariel José Martínez Coujil, el incremento de las captaciones de Bancamiga en menos de dos años ha sido uno de los mayores que se recuerde en la historia de la Banca venezolana.

De acuerdo con los datos más recientes, Bancamiga forma parte del Top 10 del sistema bancario. En captaciones del público, esta entidad ocupa el sexto lugar con un saldo de 613,8 millones de bolívares que equivalen a una cuota de mercado de 4,4%. Solo en el último año reportado, los depósitos de este banco han subido 333,3%.

Si se establece el tamaño de Bancamiga dentro del sistema por el valor de su activo total, la institución está en el octavo puesto con un monto de 983,6 millones de bolívares, un aumento interanual de 390,7%, uno de los mayores registrados en el sector en comparación con abril de 2021, indica el más reciente reporte de Aristimuño Herrera & Asociados.

«Ha habido comentarios sobre nuestra estrategia de apertura de agencias, mientras la mayoría de los bancos están cerrando oficinas. La respuesta es un simple cálculo matemático, porque no podemos atender a medio millón de clientes con solo 24 agencias. Iniciamos un proceso de apertura de agencias muy bien pensado, a partir de La Rinconada, en Caracas, a mediados del año pasado. Luego vinieron Nueva Esparta, Guanare, Acarigua, Maracaibo, El Tigre, Puerto Cabello, Barquisimeto, y todavía nos quedan localizaciones estratégicas como Coro, Cagua, Unare, Ciudad Ojeda. La idea es activar realmente el dinamismo de la Banca, en función de su potencial», señala Ariel José Martínez Coujil una consecuencia clara del crecimiento.

 

El momento oportuno

Bancamiga está cerca de dar otro paso histórico en su proceso de crecimiento que es cotizar sus acciones en el mercado de valores; de hecho, el banco ya tiene todas las autorizaciones necesarias e incluso su ticket de identificación, BAA, pero aún está analizando el momento oportuno para activarse en la pizarra de la Bolsa de Valores de Caracas.

Ese momento depende de la definición de un precio adecuado para la acción de Bancamiga.

«Este tiempo de espera ayudó porque ahora viene un evento importantísimo para la Banca que es la capitalización del sistema en dos tramos, junio y septiembre de 2022; eso va a hacer que la institución gane impulso desde el punto de vista patrimonial y de capital social, que era un asunto pendiente para toda la Banca, porque el capital social era mínimo. Esta nueva situación va a ayudar porque el aporte de los accionistas y la capitalización de las utilidades no distribuidas va a incrementar el capital social. En el momento que se realicen esos dos movimientos ya estaremos en capacidad de asignarle un precio adecuado a nuestra acción para salir», dice el presidente ejecutivo de la entidad bancaria.

Y añade: «También va a incidir en ese precio una cantidad de productos y nuevas estrategias que estamos desarrollando para darle mayor valor agregado a la acción».

 

Alianza con Statera

Sin embargo, Bancamiga ha encontrado, mientras tanto, otra vía para vincularse con el mercado de valores, aunque de manera indirecta: el banco ha concretado una alianza estratégica con Statera Casa de Bolsa, con el objetivo de facilitar a sus clientes las inversiones en títulos, tanto de renta fija como variable.

Bancamiga ha incorporado un botón en su plataforma de Internet Banking que permite a sus clientes conectarse directamente con la plataforma de Statera para invertir en títulos que podrán pagar con sus fondos depositados en sus cuentas del banco. Un mecanismo que facilita la incorporación de un número que puede ser importante de inversionistas.

Ariel José Martínez Coujil, quien tiene poco más de un año en la Presidencia Ejecutiva de Bancamiga, considera que el momento de lanzar esta alianza no puede ser más oportuno, ya que el Ejecutivo Nacional ha anunciado que empresas del Estado van a entrar en el mercado de valores con hasta 10% de su capital.

El gerente es optimista sobre las nuevas posibilidades que esta decisión abre al mercado bursátil, ya que pueden entrar empresas petroleras y petroquímicas que darían nuevas dimensiones al corro. «En mi opinión, que la entrada sea con 10% del capital puede ser, simplemente, un paso para una evolución mucho mayor», apunta.

Por lo pronto, la alianza con Statera Casa de Bolsa es una experiencia que agrega valor a Bancamiga, ya que incluye la capacitación, por parte del intermediario bursátil, de parte de su gerencia directamente vinculada con la atención al cliente sobre el funcionamiento del mercado de valores, con el objetivo de que puedan responder preguntas de los cuentahabientes con la debida propiedad.

 

Las claves del crecimiento

Bancamiga tiene en su portafolio un menú de 18 productos en moneda nacional y 16 en moneda extranjera, aparte de una red de alrededor de 100.000 puntos de venta en el país, a los cuales se les ha dado un número creciente de servicios de pago adicionales.

La estrategia detrás de esa diversificación en un momento tan complejo de la economía venezolana se resume en una actitud proactiva frente a las necesidades de los clientes. «Nuestra estrategia se resume en una pregunta a cada cliente, independientemente de su tamaño: ¿Qué necesitas tú?».

Por ello, los productos tienen márgenes de flexibilidad que procuran, dentro de los límites regulatorios, satisfacer un mayor abanico de necesidades.

Durante la parte crítica de la pandemia, Bancamiga hizo un esfuerzo notable de creación de productos e innovación tecnológica para acercar el banco a clientes activos y potenciales. Se generó un paquete de cinco cuentas en bolívares y divisas y se dotó a los puntos de venta de más posibilidades de pago, tanto que el presidente ejecutivo de la entidad, Ariel José Martínez Coujil, dice que los POS son como «los mall de Bancamiga».

A través de estos puntos, se pueden pagar diversos servicios públicos que incluyen, por ejemplo, a operadores de telecomunicaciones, de TV por suscripción y ahora añade a Cantv. El próximo paso es incluir a Corpoelec, que está en proceso.

«Nosotros estamos en una hermosa combinación, con productos totalmente innovadores, como la próxima emisión de una tarjeta Contacless (pago sin contacto), y tratar de traer productos que tenía la Banca hace años, que no eran malos, para actualizarlos con nuevas tecnologías», dice el presidente ejecutivo Ariel José Martínez Coujil.

En este sentido, cita la posibilidad de jugar al tradicional «5 y 6» a través de los puntos de venta de la entidad, o la taquilla habilitada del Café Work Center del Centro Lido.

«Queremos hacer este tipo de cosas de nuevo, porque es una manera de ir al cliente sin que el cliente tenga que venir al banco. Inauguramos la primera taquilla externa y nos llovieron las llamadas para ubicar esas taquillas en clínicas y más cafés. Adicionalmente, planificamos crear un producto móvil que participe en las comunidades donde vamos a operar para buscar a personas no bancarizadas», indica el ejecutivo.

 

¿Fusiones y adquisiciones?

Para el presidente ejecutivo de Bancamiga, Ariel José Martínez Coujil, la actualización de la capitalización ordenada por la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) es un paso relevante, pero no descarta que, como consecuencia inmediata, se deban producir algunas fusiones o adquisiciones, debido a que el número de instituciones podría reducirse.

Sin embargo, el gerente bancario cree que, si se consolida el crecimiento de la economía, se abrirían más oportunidades para ampliar la presencia de marcas bancarias. «Nosotros seguimos con nuestro modelo de productos y negocios», sentencia.

 

Dolarización no, mercado multimoneda

Ariel José Martínez Coujil no es partidario de hablar de una dolarización, sino de una coexistencia de monedas que es parte de la arquitectura de una economía moderna. Pero, aclara que la estrategia de Bancamiga va en línea con la promoción del mayor uso del bolívar digital, a pesar que 79% de sus captaciones se contabilizan en divisas, según el más reciente informe de Aristimuño Herrera & Asociados.

Bancamiga es, de hecho, la institución con la mayor proporción de volumen de sus depósitos en moneda extranjera en el total de captaciones del público del sistema bancario nacional al cierre de abril.

«Promover la dolarización no es la intención de este banco, y creo que de ningún banco en el sistema venezolano, sino darle al cliente las posibilidades de operar en forma legal, transparente y segura con sus posiciones en moneda extranjera, porque todavía hay un alto porcentaje de operaciones que se realizan con divisas», afirma el ejecutivo.

Y añade: «tenemos opciones con esas captaciones para que los clientes hagan operaciones con moneda extranjera… puede transferir desde el exterior en moneda extranjera o transferir desde el banco al exterior, así como otra cantidad de operaciones, como traspasar recursos de sus cuentas cash a sus cuentas electrónicas».

«En las últimas cuatro semanas se ha visto una desviación de las operaciones hacia el bolívar. Esta es una tendencia que se va consolidando. Hay que pensar en todas las líneas estructurales de la economía del país, por lo que mantener un tipo de cambio fijo sin asumir un ajuste es ilógico. En nuestra opinión, el tipo de cambio se puede mover hasta 7,5 u 8 bolívares para el cierre del año, un aumento de casi 38%. Una victoria total en comparación con años anteriores», apunta.

 

Apuesta por la intermediación

Bancamiga mantiene su estrategia incremental de prestación de servicios, pero al mismo tiempo refuerza su apuesta por la intermediación financiera, dice su presidente ejecutivo.

«Somos el banco con el mayor índice de intermediación en los últimos meses, y es algo que queremos subrayar, porque estuvimos durante mucho tiempo con limitaciones. Subimos nuestra cartera de créditos a casi 16 millones de dólares, en tres meses, desde 4 o 5 millones de dólares. Con ojos optimistas, en diversos sectores económicos nos ven como una opción de financiamiento para reactivar el crédito», indica.

Pero, Ariel José Martínez Coujil es claro en que la recuperación del crédito va a ser un proceso lento. «Ya estamos en el 25% de la cartera única productiva, sin descuidar la línea de los servicios bancarios, todas las semanas nos proponemos nuevos cambios. No vamos a descuidar ni servicios, intermediación y productos».

La mayor parte de las solicitudes de financiamiento provienen de sectores alimentos y servicios conexos, transporte y emprendimientos, que es un área en la que la institución está especialmente interesada, por lo que participa en eventos de promoción.

«Transporte ha sido muy importante, porque el parque automotor está muy deteriorado, muchísimas unidades en situación alarmante, y el banco está evaluando hacer acuerdos con las empresas y organizaciones del sector para establecer alianzas en cada localidad donde tenemos presencia para, de una manera muy bien estructurada, ayudar a los transportistas tanto terrestres o marítimos».

Por otra parte, Bancamiga está dando pasos concretos para estimular el consumo y por ello incrementó de manera contundente los límites de crédito de sus tarjetas de crédito en bolívares.

«Tenemos tres rangos de 300, 600 y 800 hasta 1.200 bolívares que es el máximo. Creo que esta es una señal de respeto para el cliente y un avance en el desafío de incentivar un mayor consumo de bienes y servicios», concluye el presidente ejecutivo de Bancamiga, Ariel José Martínez Coujil.

 

LINK ORIGINAL: #Entrevista | Ariel Martínez: Bancamiga aspira ser uno de los tres grandes bancos del país en dos años | Banca y Negocios

El presidente ejecutivo de Bancamiga, Ariel José Martínez Coujil, no se anda con rodeos: el plan estratégico de la institución es ubicarse entre los primeros tres lugares del sistema bancario venezolano durante los próximos dos años.

 

En entrevista exclusiva con Banca y Negocios, el ejecutivo resaltó que Bancamiga ha registrado un crecimiento acelerado a partir de la pandemia de covid-19 que, a su juicio, fue una coyuntura importante, porque sirvió para que el banco desarrollara una batería de productos dirigidos a facilitar las transacciones en momentos de cuarentena, lo que le permitió expandir su base de clientes y cuentas activas de una forma exponencial.

De hecho, según Ariel José Martínez Coujil, el incremento de las captaciones de Bancamiga en menos de dos años ha sido uno de los mayores que se recuerde en la historia de la Banca venezolana.

De acuerdo con los datos más recientes, Bancamiga forma parte del Top 10 del sistema bancario. En captaciones del público, esta entidad ocupa el sexto lugar con un saldo de 613,8 millones de bolívares que equivalen a una cuota de mercado de 4,4%. Solo en el último año reportado, los depósitos de este banco han subido 333,3%.

Si se establece el tamaño de Bancamiga dentro del sistema por el valor de su activo total, la institución está en el octavo puesto con un monto de 983,6 millones de bolívares, un aumento interanual de 390,7%, uno de los mayores registrados en el sector en comparación con abril de 2021, indica el más reciente reporte de Aristimuño Herrera & Asociados.

«Ha habido comentarios sobre nuestra estrategia de apertura de agencias, mientras la mayoría de los bancos están cerrando oficinas. La respuesta es un simple cálculo matemático, porque no podemos atender a medio millón de clientes con solo 24 agencias. Iniciamos un proceso de apertura de agencias muy bien pensado, a partir de La Rinconada, en Caracas, a mediados del año pasado. Luego vinieron Nueva Esparta, Guanare, Acarigua, Maracaibo, El Tigre, Puerto Cabello, Barquisimeto, y todavía nos quedan localizaciones estratégicas como Coro, Cagua, Unare, Ciudad Ojeda. La idea es activar realmente el dinamismo de la Banca, en función de su potencial», señala Ariel José Martínez Coujil una consecuencia clara del crecimiento.

 

El momento oportuno

Bancamiga está cerca de dar otro paso histórico en su proceso de crecimiento que es cotizar sus acciones en el mercado de valores; de hecho, el banco ya tiene todas las autorizaciones necesarias e incluso su ticket de identificación, BAA, pero aún está analizando el momento oportuno para activarse en la pizarra de la Bolsa de Valores de Caracas.

Ese momento depende de la definición de un precio adecuado para la acción de Bancamiga.

«Este tiempo de espera ayudó porque ahora viene un evento importantísimo para la Banca que es la capitalización del sistema en dos tramos, junio y septiembre de 2022; eso va a hacer que la institución gane impulso desde el punto de vista patrimonial y de capital social, que era un asunto pendiente para toda la Banca, porque el capital social era mínimo. Esta nueva situación va a ayudar porque el aporte de los accionistas y la capitalización de las utilidades no distribuidas va a incrementar el capital social. En el momento que se realicen esos dos movimientos ya estaremos en capacidad de asignarle un precio adecuado a nuestra acción para salir», dice el presidente ejecutivo de la entidad bancaria.

Y añade: «También va a incidir en ese precio una cantidad de productos y nuevas estrategias que estamos desarrollando para darle mayor valor agregado a la acción».

 

Alianza con Statera

Sin embargo, Bancamiga ha encontrado, mientras tanto, otra vía para vincularse con el mercado de valores, aunque de manera indirecta: el banco ha concretado una alianza estratégica con Statera Casa de Bolsa, con el objetivo de facilitar a sus clientes las inversiones en títulos, tanto de renta fija como variable.

Bancamiga ha incorporado un botón en su plataforma de Internet Banking que permite a sus clientes conectarse directamente con la plataforma de Statera para invertir en títulos que podrán pagar con sus fondos depositados en sus cuentas del banco. Un mecanismo que facilita la incorporación de un número que puede ser importante de inversionistas.

Ariel José Martínez Coujil, quien tiene poco más de un año en la Presidencia Ejecutiva de Bancamiga, considera que el momento de lanzar esta alianza no puede ser más oportuno, ya que el Ejecutivo Nacional ha anunciado que empresas del Estado van a entrar en el mercado de valores con hasta 10% de su capital.

El gerente es optimista sobre las nuevas posibilidades que esta decisión abre al mercado bursátil, ya que pueden entrar empresas petroleras y petroquímicas que darían nuevas dimensiones al corro. «En mi opinión, que la entrada sea con 10% del capital puede ser, simplemente, un paso para una evolución mucho mayor», apunta.

Por lo pronto, la alianza con Statera Casa de Bolsa es una experiencia que agrega valor a Bancamiga, ya que incluye la capacitación, por parte del intermediario bursátil, de parte de su gerencia directamente vinculada con la atención al cliente sobre el funcionamiento del mercado de valores, con el objetivo de que puedan responder preguntas de los cuentahabientes con la debida propiedad.

 

Las claves del crecimiento

Bancamiga tiene en su portafolio un menú de 18 productos en moneda nacional y 16 en moneda extranjera, aparte de una red de alrededor de 100.000 puntos de venta en el país, a los cuales se les ha dado un número creciente de servicios de pago adicionales.

La estrategia detrás de esa diversificación en un momento tan complejo de la economía venezolana se resume en una actitud proactiva frente a las necesidades de los clientes. «Nuestra estrategia se resume en una pregunta a cada cliente, independientemente de su tamaño: ¿Qué necesitas tú?».

Por ello, los productos tienen márgenes de flexibilidad que procuran, dentro de los límites regulatorios, satisfacer un mayor abanico de necesidades.

Durante la parte crítica de la pandemia, Bancamiga hizo un esfuerzo notable de creación de productos e innovación tecnológica para acercar el banco a clientes activos y potenciales. Se generó un paquete de cinco cuentas en bolívares y divisas y se dotó a los puntos de venta de más posibilidades de pago, tanto que el presidente ejecutivo de la entidad, Ariel José Martínez Coujil, dice que los POS son como «los mall de Bancamiga».

A través de estos puntos, se pueden pagar diversos servicios públicos que incluyen, por ejemplo, a operadores de telecomunicaciones, de TV por suscripción y ahora añade a Cantv. El próximo paso es incluir a Corpoelec, que está en proceso.

«Nosotros estamos en una hermosa combinación, con productos totalmente innovadores, como la próxima emisión de una tarjeta Contacless (pago sin contacto), y tratar de traer productos que tenía la Banca hace años, que no eran malos, para actualizarlos con nuevas tecnologías», dice el presidente ejecutivo Ariel José Martínez Coujil.

En este sentido, cita la posibilidad de jugar al tradicional «5 y 6» a través de los puntos de venta de la entidad, o la taquilla habilitada del Café Work Center del Centro Lido.

«Queremos hacer este tipo de cosas de nuevo, porque es una manera de ir al cliente sin que el cliente tenga que venir al banco. Inauguramos la primera taquilla externa y nos llovieron las llamadas para ubicar esas taquillas en clínicas y más cafés. Adicionalmente, planificamos crear un producto móvil que participe en las comunidades donde vamos a operar para buscar a personas no bancarizadas», indica el ejecutivo.

 

¿Fusiones y adquisiciones?

Para el presidente ejecutivo de Bancamiga, Ariel José Martínez Coujil, la actualización de la capitalización ordenada por la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) es un paso relevante, pero no descarta que, como consecuencia inmediata, se deban producir algunas fusiones o adquisiciones, debido a que el número de instituciones podría reducirse.

Sin embargo, el gerente bancario cree que, si se consolida el crecimiento de la economía, se abrirían más oportunidades para ampliar la presencia de marcas bancarias. «Nosotros seguimos con nuestro modelo de productos y negocios», sentencia.

 

Dolarización no, mercado multimoneda

Ariel José Martínez Coujil no es partidario de hablar de una dolarización, sino de una coexistencia de monedas que es parte de la arquitectura de una economía moderna. Pero, aclara que la estrategia de Bancamiga va en línea con la promoción del mayor uso del bolívar digital, a pesar que 79% de sus captaciones se contabilizan en divisas, según el más reciente informe de Aristimuño Herrera & Asociados.

Bancamiga es, de hecho, la institución con la mayor proporción de volumen de sus depósitos en moneda extranjera en el total de captaciones del público del sistema bancario nacional al cierre de abril.

«Promover la dolarización no es la intención de este banco, y creo que de ningún banco en el sistema venezolano, sino darle al cliente las posibilidades de operar en forma legal, transparente y segura con sus posiciones en moneda extranjera, porque todavía hay un alto porcentaje de operaciones que se realizan con divisas», afirma el ejecutivo.

Y añade: «tenemos opciones con esas captaciones para que los clientes hagan operaciones con moneda extranjera… puede transferir desde el exterior en moneda extranjera o transferir desde el banco al exterior, así como otra cantidad de operaciones, como traspasar recursos de sus cuentas cash a sus cuentas electrónicas».

«En las últimas cuatro semanas se ha visto una desviación de las operaciones hacia el bolívar. Esta es una tendencia que se va consolidando. Hay que pensar en todas las líneas estructurales de la economía del país, por lo que mantener un tipo de cambio fijo sin asumir un ajuste es ilógico. En nuestra opinión, el tipo de cambio se puede mover hasta 7,5 u 8 bolívares para el cierre del año, un aumento de casi 38%. Una victoria total en comparación con años anteriores», apunta.

 

Apuesta por la intermediación

Bancamiga mantiene su estrategia incremental de prestación de servicios, pero al mismo tiempo refuerza su apuesta por la intermediación financiera, dice su presidente ejecutivo.

«Somos el banco con el mayor índice de intermediación en los últimos meses, y es algo que queremos subrayar, porque estuvimos durante mucho tiempo con limitaciones. Subimos nuestra cartera de créditos a casi 16 millones de dólares, en tres meses, desde 4 o 5 millones de dólares. Con ojos optimistas, en diversos sectores económicos nos ven como una opción de financiamiento para reactivar el crédito», indica.

Pero, Ariel José Martínez Coujil es claro en que la recuperación del crédito va a ser un proceso lento. «Ya estamos en el 25% de la cartera única productiva, sin descuidar la línea de los servicios bancarios, todas las semanas nos proponemos nuevos cambios. No vamos a descuidar ni servicios, intermediación y productos».

La mayor parte de las solicitudes de financiamiento provienen de sectores alimentos y servicios conexos, transporte y emprendimientos, que es un área en la que la institución está especialmente interesada, por lo que participa en eventos de promoción.

«Transporte ha sido muy importante, porque el parque automotor está muy deteriorado, muchísimas unidades en situación alarmante, y el banco está evaluando hacer acuerdos con las empresas y organizaciones del sector para establecer alianzas en cada localidad donde tenemos presencia para, de una manera muy bien estructurada, ayudar a los transportistas tanto terrestres o marítimos».

Por otra parte, Bancamiga está dando pasos concretos para estimular el consumo y por ello incrementó de manera contundente los límites de crédito de sus tarjetas de crédito en bolívares.

«Tenemos tres rangos de 300, 600 y 800 hasta 1.200 bolívares que es el máximo. Creo que esta es una señal de respeto para el cliente y un avance en el desafío de incentivar un mayor consumo de bienes y servicios», concluye el presidente ejecutivo de Bancamiga, Ariel José Martínez Coujil.

 

LINK ORIGINAL: #Entrevista | Ariel Martínez: Bancamiga aspira ser uno de los tres grandes bancos del país en dos años | Banca y Negocios