Tecnología

El Mercurio de Chile On Line | Rodolfo Hernández pide no seguir siendo revictimizado por caso de su hija

A pesar de esto, la guerrilla no descartó que en el asesinato de la hija del hoy candidato haya estado involucrada alguna banda criminal. De acuerdo con el grupo armado, puede que alguna organización haya usado el nombre del ELN para exigir dinero por la liberación de Hernández Olivero en ese entonces.

Según Rodolfo Hernández, lo de su hija fue un secuestro extorsivo y ha insistido en que los captores llegaron a exigirle $7.500 millones para liberarla, pero él decidió no pagar. Al momento de su desaparición, en 2004, Juliana Hernández Oliveros tenía 23 años de edad

Según Rodolfo Hernández, lo de su hija fue un secuestro extorsivo y ha insistido en que los captores llegaron a exigirle $7.500 millones para liberarla, pero él decidió no pagar

El candidato presidencial de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández, emitió un comunicado en el que pide no seguir siendo revictimizado por el caso del asesinato de su hija. El ingeniero bumangués dice que en la carrera por la Presidencia de la República ha sido atacado repetidamente con supuestas pruebas de que su hija adoptiva nunca fue secuestrada ni asesinada, como él asegura.

“Les pido que respeten mi dolor, les pido que respeten la memoria de mi hija. Espero esta sea la última vez que deba pronunciarme frente a este tema”, manifiesta el candidato en su cuenta de Twitter. Adicionalmente, Hernández sostuvo que “durante esta campaña , la revictimización a mí, a mi esposa y a mis hijos ha sido constante”.

La polémica en torno al secuestro y asesinato de la hija adoptiva del hoy candidato presidencial se ha dado, porque desde hace unos meses han sonado voces de que lo que ocurrió no fue lo que narra el ingeniero. El pasado 8 de junio, la dirección nacional del Ejército de Liberación Nacional (ELN) aseguró que esa guerrilla no tuvo participación alguna en el secuestro de Juliana Hernández Oliveros, hija del candidato santandereano Rodolfo Hernández.

El ELN se libra de culpa

En su comunicado, el ELN sostuvo que “después de hacer las indagaciones respectivas le informamos al país que nunca tuvimos retenida a Juliana Hernández Olivero, hija adoptiva de Rodolfo Hernández, quién según él desapareció en el 2004 en la región de Ocaña, Norte de Santander.

Asimismo, el grupo subversivo dijo que “es falso que ella hubiese desaparecido o muerto en manos del ELN; nunca nos comunicamos con Rodolfo Hernández para solicitar dinero por su liberación porque ella no estaba con nosotros, ni teníamos informaciones al respecto”.

A pesar de esto, la guerrilla no descartó que en el asesinato de la hija del hoy candidato haya estado involucrada alguna banda criminal. De acuerdo con el grupo armado, puede que alguna organización haya usado el nombre del ELN para exigir dinero por la liberación de Hernández Olivero en ese entonces.

Según Rodolfo Hernández, lo de su hija fue un secuestro extorsivo y ha insistido en que los captores llegaron a exigirle $7.500 millones para liberarla, pero él decidió no pagar. Al momento de su desaparición, en 2004, Juliana Hernández Oliveros tenía 23 años de edad.